3 eventos en vivo

Polanski busca volver a EEUU y cerrar caso de violación infantil

Polanski, que nació en París y también tiene nacionalidad polaca, fue acusado de drogar a Samantha Gailey antes de violarla

16 feb 2017
23h24
  • separator
  • comentarios

El fugitivo cineasta Roman Polanski planea volver a Estados Unidos, dijo el jueves su abogado, que busca garantías para que el director no pague más tiempo de cárcel por la violación de una niña de 13 años.

Foto: NA

El galardonado director de "El pianista" y "Chinatown" pidió al juez de una corte superior de Los Ángeles que desclasifique documentos que confirmarían el acuerdo al que habría llegado con el fiscal del caso, explicó su abogado Harland Braun a la AFP.

Polanski, que nació en París y también tiene nacionalidad polaca, fue acusado de drogar a Samantha Gailey antes de violarla en la casa de su amigo y actor Jack Nicholson en Los Ángeles en 1977.

Se declaró culpable de "relaciones sexuales ilegales" con una menor, pero negó la violación, como parte del acuerdo y estuvo 42 días en una cárcel del estado de California antes de ser liberado.

El director sostiene que el juez Laurence Rittenband negó el acuerdo en 1978 y dijo a los fiscales que debía cumplir 50 años de cárcel. El cineasta huyó a Europa hace casi 40 años y desde entonces nunca más volvió.

Duró casi un año detenido en Suiza en 2009 en un intento de Estados Unidos de conseguir su extradición. Permaneció 10 meses en arresto domiciliar hasta que Berna rechazó el pedido.

Estados Unidos pidió luego a Polonia que lo extraditara en enero de 2015, pero fue negado en octubre.

La corte suprema de Polonia desestimó una apelación en diciembre, declarando que Polanski había cumplido su tiempo según el acuerdo del fiscal y que la justicia polaca ya no tendría participación en ese caso de 1977.

"Seguro en mi país"

Braun cree que ese testimonio secreto respalda la defensa de Polanski de que había llegado a un acuerdo de cumplir solo 48 días de cárcel, que al ser reconocido por la justicia polaca, debería convencer a las autoridades de Estados Unidos de que el cineasta ya cumplió su pena.

"Después que se confirme el contenido, pediremos a la corte que reconozca la decisión polaca que proviene del litigio iniciado por el fiscal", señaló.

"Si la corte acepta el principio de cortesía, Roman podrá venir a Los Ángeles y a la corte sin miedo de ir a prisión", añadió.

Polanski había dicho al canal de noticias polaco TVN24 después del fallo del máximo tribunal de ese país que estaba "feliz porque este asunto se acabará de una vez por todas".

"Solo lamento que hubiera tenido que esperar tanto tiempo. Finalmente podré sentirme seguro en mi propio país", añadió.

Polanski, que vive en Francia y había evitado Polonia por este caso, dijo además que visitaría la tumba de su padre en Cracovia.

El ganador de ocho premios de la Academia y otros numerosos galardones internacionales, lleva décadas de una guerra de gatos y ratones con las autoridades estadounidenses por su extradición, mientras la audiencia global se dividía entre el perdón y el odio por sus actos.

Nació en 1933 en París de padres judíos polacos que regresaron a Polonia dos años antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Su infancia, en el gueto de Cracovia, le marcará para siempre.

Sus padres fueron deportados a Auschwitz, de donde su madre, embarazada, no regresó.

Se encontró solo a los ocho años y sobrevivió en el bosque. Luego fue confiado a unos campesinos hasta el final de la guerra.

De esta experiencia se nutre su filme "El pianista", donde Adrien Brody interpreta a un superviviente del gueto de Varsovia.

Víctima de Manson

Polanski se graduó en el Instituto de Cine de Lodz, en Polonia, en 1959. Tres años después, terminó su primer largometraje, el thriller psicológico "El cuchillo en el agua".

Hollywood le abrió las puertas tras su película de horror "Repulsión", en la que Catherine Deneuve interpreta a una asesina demente.

Su aventura estadounidense dura diez años, con momentos de felicidad -boda con la actriz Sharon Tate, filmes de carrera internacional- y pesadillas, como el salvaje asesinato en 1969 de su esposa embarazada de ocho meses, por discípulos satanistas de Charles Manson.

Si vuelve a Estados Unidos, el director espera igualmente poder visitar la tumba de su esposa en Los Ángeles, informó el sitio web de noticias sobre celebridades TMZ.

Tampoco ha podido visitar a su hija en Londres, añadió.

Se invitó a Polanski a presidir el equivalente al Óscar en Francia a finales de enero, pero desistió después de varias protestas de grupos feministas.

LO MÁS VISTO EN TERRA TV:

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad