0

Le Pen defiende un "proteccionismo inteligente" ante la "competencia desleal"

4 abr 2017
09h01
  • separator
  • comentarios

La candidata ultraderechista a las presidenciales francesas, Marine Le Pen, defendió hoy la aplicación de un "proteccionismo inteligente" para hacer frente a la situación actual, que denunció como de "competencia desleal" de los productos importados con los franceses.

"Los productos franceses sufren en Francia una competencia desleal de los extranjeros y pierden cuota de mercado", se quejó Le Pen en una entrevista al canal de televisión "Public Senat".

Por eso, apostó por poner en marcha un "proteccionismo inteligente" que, puntualizó "no es dejar de comerciar, bien al contrario", en una réplica a los que le acusan de propugnar un cierre de las fronteras interiores que tendría como efecto el cierre también de los mercados de exportación.

La presidenta del Frente Nacional (FN) repitió que si sale elegida presidenta de la segunda vuelta de los comicios el 7 de mayo se dará "seis meses para negociar con la UE (Unión Europea) para la recuperar nuestras soberanías".

Le Pen, que pretende restablecer una moneda nacional francesa, añadió que la revisión de la relación con los socios comunitarios que saliera de esa negociación sería sometida a referéndum en Francia.

A pocas horas del debate esta noche en televisión de los once candidatos a las presidenciales francesas, la líder ultraderechista repitió algunas de sus principales proclamas, en particular que quiere "detener la inmigración y por tanto todos los costos que tiene como consecuencia y luchar contra el fraude social".

En esa misma línea, avanzó que si llega al poder suprimirá la atención médica para los inmigrantes en situación irregular.

Igualmente tiene intención de retirar las ayudas sociales para los padres de menores de menores delincuentes reincidentes que no se hayan cuidado de cumplir con las obligaciones educativas.

Por otro lado, Le Pen consideró "ampliamente insuficiente" la "política de lucha contra el terrorismo" y dijo que lo primero que hay que hacer sobre ese tema es "restablecer nuestras fronteras nacionales".

"Hay que luchar -afirmó- contra el fundamentalismo, cerrar las mezquitas radicales, expulsar" a las personas fichadas por los servicios secretos por sus potenciales vínculos con el radicalismo y eso no se hace".

Denunció que mientras el actual candidato de la derecha, François Fillon, fue primer ministro -durante la presidencia de Nicolas Sarkozy (2007-2012)- se redujo en 54.000 el número de militares: "¿cómo luchar contra el fundamentalismo islámico con un ejército en los huesos?" EFE

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad