0

Parlamento polaco reabre simbólicamente los plenos entre protestas oposición

11 ene 2017
20h15
  • separator
  •  
  • comentarios

El Parlamento polaco inauguró hoy de forma simbólica y con siete horas de retraso el curso político tras el parón navideño ante el bloqueo del principal partido de la oposición, la liberal Plataforma Ciudadana, que desde hace más de tres semanas protesta en el salón de plenos contra el Gobierno.

La sesión plenaria apenas duró unos minutos y está previsto que el trabajo parlamentario continúe mañana a partir de las 10.00 horas (09.00 GMT).

Durante el breve acto de apertura, en el que se recordó con un minuto de silencio a cuatro parlamentarios fallecidos recientemente, un grupo de diputados de Plataforma Ciudadana ocupaba el estrado principal como protesta contra el Ejecutivo del partido conservador y nacionalista Ley y Justicia (PiS).

Plataforma Ciudadana y el partido liberal Nowoczesna (dos de las tres fuerzas que conforman la oposición en Polonia) consideran que la ley de presupuestos de 2017 fue aprobada el pasado 16 de diciembre sin el quórum necesario, con una votación celebrada irregularmente en una sala adyacente ante el bloqueo del salón de plenos, y exigen repetir la votación.

Grzegorz Schetyna, líder de Plataforma Ciudadana, afirmó hoy que Polonia carece "de facto" de un presupuesto debidamente aprobado, y subrayó los efectos negativos que tienen para la economía polaca unas cuentas públicas lastradas por las importantes prestaciones sociales, entre ellas ayudas a las familias por cada hijo, del Gobierno de Ley y Justicia.

Esta ambiciosa política social es la que le granjeó a PiS el apoyo de los votantes en las pasadas elecciones generales de octubre de 2015, cuando se hizo con la mayoría absoluta del Parlamento, la primera en la historia de la democracia polaca moderna.

Schetyna anunció que su partido mantendrá sus protestas mientras no se repita la votación de los presupuestos, aunque no precisó si sus diputados seguirán con el bloqueo del salón principal de la cámara baja.

Por su parte el presidente del Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski, considerado el hombre fuerte de Polonia, dijo hoy que la protesta de la oposición es un ataque contra la democracia, y lamentó que una minoría impida el trabajo normal de la cámara.

Kaczynski mostró su confianza en que el presidente del país, Andrzej Duda, vinculado a PiS, ratifique "próximamente" la ley presupuestaria aprobada "correctamente" en diciembre.

El líder de PiS ha reiterado en varias ocasiones que no estaría de acuerdo en una nueva votación del proyecto porque supondría "dar pie a un sistema político extremadamente anárquico, en el que la minoría sería capaz de imponer su voluntad violando leyes, incluso el derecho penal".

Fuera del Parlamento, varios centenares de personas convocadas por el por el movimiento opositor Comité en Defensa de la Democracia (KOD) se manifestaron en los aledaños del edificio contra el Gobierno de PiS y para exigir que se repita la votación de los presupuestos.

Durante los últimos días los partidos políticos polacos han mantenido contactos para intentar desbloquear la situación y permitir el arranque del curso político, pero el acuerdo alcanzado sólo permitió celebrar una breve sesión y con siete horas de retraso respecto al horario previsto.

Desde la oposición, la fuerza liberal Nowoczesna y el movimiento Kukiz anunciaron a primera hora de hoy su intención de permitir el trabajo en el hemiciclo, mientras que Plataforma Ciudadana proponía inicialmente retrasar la sesión hasta el próximo 18 de enero.

La crisis política entre el Gobierno y la oposición liberal de centro-derecha comenzó el pasado 16 de diciembre.

La batalla se desató con el anuncio de PiS de que se iba a restringir el acceso de los medios de comunicación al Parlamento, lo que provocó la airada protesta de la oposición al considerar que la medida suponía un menoscabo a la liberta de prensa.

La crisis se intensificó esa misma noche dentro de la Cámara, cuando un grupo de representantes de la oposición ocupó la tribuna de oradores de la sala plenaria para impedir el debate sobre los presupuestos.

Ante esta situación, los diputados de Ley y Justicia abandonaron el salón de plenos y se trasladaron a una sala adyacente, donde a última hora de la noche y a mano alzada aprobaron el proyecto de ley presupuestario para 2017.

Mientras, el Parlamento permanecía rodeado de manifestantes convocados por el Comité en Defensa de la Democracia, lo que obligó a los parlamentarios de PiS a abandonar el hemiciclo escoltados por la policía, entre insultos de los opositores.

Kaczynski dijo entonces que parte de la oposición había protagonizado un intento de golpe de estado.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  •  
  • comentarios
publicidad
publicidad