0

Dispersan a tiros una manifestación a favor de Hafter en Trípoli

18 mar 2017
22h53
  • separator
  • comentarios

Cientos de personas se manifestaron hoy en el centro de Trípoli para pedir la salida de las milicias de la capital, en una protesta en la que se escucharon gritos de apoyo al mariscal Jalifa Hafter, hombre fuerte del este del país.

Según pudo comprobar Efe, la manifestación concluyó con numerosos disparos al aires después de que opositores al mariscal y partidarios del llamado gobierno de unidad sostenido por la ONU se acercaran igualmente a la "Plaza de los Mártires", corazón de la ciudad.

Varias fuentes coincidieron en asegurar que los disparos fueron obra de miembros de la "Brigada al Nawasy", una de las milicias que apoyan al citado Ejecutivo.

La manifestación tuvo lugar en pleno proceso para implantar el alto el fuego alcanzado el pasado miércoles para poner fin a los brotes de violencia entre milicias que habían vuelto a florecer en la capital.

El acuerdo incluye la salida de la capital de varias milicias, en particular las llegadas desde la vecina ciudad-estado de Misrata, que considera un criminal de guerra a Hafter, un antiguo miembro de la cúpula militar que aupó al poder a Muamar al Gadafi.

Reclutado años después por la CIA, Hafter regresó a Libia desde el exilio norteamericano al inicio de la revolución que acabó con la dictadura de Al Gadafi en 2011 y desde entonces ha medrado entre los rebeldes ante convertirse en el hombre más fuerte del país.

En este contexto, la citada "Brigada al Nawasy", denunció hoy que los enfrentamientos entre milicias de la semana pasada en Trípoli formaban parte en realidad de un plan para favorecer la llegada del mariscal a la ciudad.

"Los sucesos ocurridos en Trípoli durante los últimos días se dice que estaban relacionados con la lucha contra bandas criminales, pero la verdad es que pretendían apoyar un gobierno militar y a la "operación Dignidad", la ofensiva militar que Hafter lidera en el este del país, afirmó.

"La operación Dignidad ha destruido el tejido social en el este de Libia, particularmente en Bengasi, cuyos ciudadanos rechazan esta vía", agregó.

Según medios libios, al tiempo que se produjeron las protestas en el centro de Trípoli, un grupo de hombres armados penetró en la sede de la televisión 218, próxima a Hafter, y detuvo a dos periodistas a los que acusaron de "promover el caos"

Libia es un estado fallido, víctima del caos y la guerra civil, desde que en 2011 la OTAN apoyara a los rebeldes y contribuyera a la caída del régimen dictatorial de Muamar al Gadafi.

Seis años después, tres autoridades -una en Trípoli (oeste), otra en Tobruk (este) y otra en Fezzan (sur) se disputan el poder, junto a la ciudad-estado de Misrata, apoyadas por numerosas milicias que cambian a menudo de bando.

La anarquía ha favorecido la penetración de grupos yihadistas y salafistas como Ansar al Sharia, el Estado Islámico y la organización de Al Qaida en el Magreb Islámico (AQMI), así como el florecimiento del tráfico ilegal de armas y personas.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad