Sucesos

publicidad
20 de octubre de 2012 • 13:55

Rescatados 3 trabajadores en Villanúa y evacuadas tres familias en Castiello

 

Tres trabajadores han tenido que ser rescatados hoy de la piscifactoría de Villanúa (Huesca) debido a la inundación de las instalaciones y al elevado caudal del río, un rescate que se suma al desalojo de anoche de varias familias de la urbanización "El Molino" de Castiello, donde el agua ha destrozado parte de una vivienda.

Estos vecinos fueron trasladados a casas de amigos y familiares en Jaca, ha explicado a Efe el alcalde de Castiello, Álvaro Salesa, quien ha lamentado que el aumento del caudal del río Aragón que discurre por las proximidades haya inundado parte de la urbanización y haya destrozado una vivienda.

Se trata de una urbanización de segunda residencia, "de unas 18 ó 20 viviendas", ha dicho.

En esta población la crecida del río ha provocado también la caída de parte de un aparcamiento próximo al mismo, de una estación de bombeo para emergencias y la desaparición de las casetas en las que se guardaban los contenedores de basuras, que han sido arrastradas por el río.

En cualquier caso, habrá que valorar todos los daños una vez que baje el volumen de agua, según Salesa, que han ocurrido al lado del río y el desbordamiento no ha afectado al casco que se encuentra ubicado en la zona alta del pueblo y donde los barrancos existentes estaban "limpios".

Según Salesa, los vecinos mayores de la población recuerdan que hubo una riada "en 1936 ó 1937 pero no tan grande como ésta".

En Villanúa el problema "más gordo", según el alcalde Luis Terrén, ha sido el rescate que han tenido que efectuar esta mañana agentes de la guardia civil de montaña y de protección civil para sacar a tres trabajadores de la piscifactoría en la que trataban de "salvar" algunos materiales para evitar que se los llevara el río.

La instalación, según Terrén, está "inundada", al igual que el parque de ocio "El Juncaral" y las nuevas instalaciones que el Ayuntamiento puso en marcha este verano en el mismo.

Dos barrancos se han desbordado y se ha roto "algún puente", ha dicho.

En Canfranc las lluvias caídas a lo largo de la noche también se han dejado notar y las inmediaciones de la estación internacional están inundadas.

Parte de una decantadora ubicada junto a la presa se la ha llevado el río, al igual que parte de la nave de servicio de la comarca de la Jacetania y muchos bajos y garajes están inundados.

Además, no hay teléfono y mientras en Canfranc pueblo hay luz, en Canfranc Estación no todos los vecinos disponen de ella porque se ha caído una línea eléctrica, ha indicado a Efe el alcalde, Fernando Sánchez.

La Mancomunidad del Valle del Aragón ha convocado mañana un pleno extraordinario a las 12:00 horas en Canfranc para evaluar los daños de este temporal de lluvia.

En Jaca la situación está "controlada", según el alcalde, Víctor Barrio, aunque se han inundado varias huertas ubicadas en los alrededores del puente Nuevo, al lado del río, y también la zona de la Botiguera está inundada.

No obstante, el alcalde ha apuntado que los sacos colocados en los locales de la calle Mayor que ayer se inundaron "parece que van tragando" y a lo largo de la mañana han continuado los cortes de tráfico en la zona de Membrilleras y de Fondabós debido a las inundaciones.

La zona deportiva y el campo de fútbol, que ayer estaba también inundada, se encuentra en mejor situación "y se ve la hierba", ha apuntado, aunque está cortada la rotonda de acceso por precaución.

Barrio ha recordado que está cortada la autovía A-23, entre los kilómetros 413 y 424 en dirección a Jaca, "a la altura de Guasa" y que la circulación está siendo desviada por la N-330.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.