Sucesos

publicidad
08 de septiembre de 2013 • 12:01 • actualizado a las 12:05

Detenidos padre e hijo por asaltar tres bancos con un arma de fuego simulada

Los Mossos d'Esquadra los han detenido acusados de asaltar en tres entidades bancarias de la comarca gerundense del Alt Empordà, en las que accedían con un arma de fuego simulada para intimidar a los trabajadores.

Según ha informado la policía catalana, los dos detenidos están acusados del asalto a una entidad financiera de Palau Saverdera (Girona) el pasado 1 de julio y otro en Vilabertran (Girona), el 4 de septiembre, y también se ha podido acreditar que presuntamente participaron en un atraco en julio de 2010 en un banco de Empuriabrava (Girona).

Los dos detenidos son un hombre de 60 años y su hijo de 37, ambos vecinos de Figueres (Girona) y nacionalidad italiana, que fueron arrestados el pasado jueves 5 de septiembre en la calle, cuando se disponían a subirse a su coche.

En el asalto del pasado 1 de julio, los dos atracadores habrían entrado en una sucursal bancaria de Palau Saverdera cuando no había ningún cliente y, tras mostrar el arma de fuego, le pidieron al responsable de la oficina que le entregara todo el dinero.

Sin embargo, cuando el trabajador les dijo que no tenía efectivo, porque se trataba de una oficina de trámites, uno de los asaltantes le asestó un fuerte golpe con el arma en la cabeza y ambos huyeron corriendo.

Posteriormente, el pasado 4 de septiembre, un día antes de ser arrestados, los dos atracadores irrumpieron, según los Mossos, en una sucursal bancaria de Vilabertran, con un arma de fuego de las mismas características, e intimidaron a una de las empleadas para que les diera todo el dinero.

Al no poder abrir la caja fuerte, ya que tenía sistema de apertura retardada, uno de los asaltantes cogió un paquete de monedas que tenía al alcance y se dieron a la fuga, con un botín de 908 euros.

Una vez detenidos, los Mossos han podido relacionar a los dos arrestados con otro atraco que se produjo en julio de 2010 en una entidad bancaria de Empuriabrava (Girona), donde lograron un botín de 10.000 euros, tras intimidar a los empleados.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.