2 eventos en vivo

Nueve claves para saber qué puede pasar en las elecciones gallegas

9 oct 2012
12h46
actualizado el 20/10/2012 a las 21h04
  • separator
  • comentarios

Las elecciones gallegas de este domingo tienen una innegable paralelismo político nacional en clave económica por la crisis, mucho más que los comicios vascos centrados en un giro nacionalista. De hecho hasta en la propia convocatoria de los comicios hubo un guiño nacional: Feijóo decidió adelantarlas en el último momento para compartir fecha con la convocatoria electoral vasca dando como argumento el ahorro que supone desarrollar dos campañas electorales a la vez.

Feijóo y Vázquez, tras el primer debate electoral de la historia de Galicia
Feijóo y Vázquez, tras el primer debate electoral de la historia de Galicia
Foto: EFE en español


1. Destinos unidos

Rajoy presentó a Feijóo como alguien que vio venir la crisis y empezó a aplicar medidas económicas antes que nadie. Eso algunos lo han traducido como que Galicia ha sido el campo de pruebas del Partido Popular, el lugar donde han testado medidas económicas en sintonía con Moncloa. A falta de un debate nacionalista que desvíe el foco de atención como en Cataluña, las elecciones gallegas serán el primer plebiscito al que se somete la gestión económica del PP .

El desgaste del Gobierno, atenuado porque la principal fuerza de la oposición se ha desgastado aún más, podría pasar factura a un Feijóo que depende de conseguir la mayoría absoluta para poder volver a gobernar.


2. Un Feijóo con galones

Las primeras elecciones de Feijóo fueron llegar y besar el santo: atrás quedaba nada más y nada menos que el legado de Fraga. Llegó con 47 años a la presidencia de una Xunta que Fraga había dejado con 83 . Y aunque ganar siempre da sólidos argumentos para mantener pretas las filas de un partido en pleno proceso de cambio, fue el decidido apoyo de Rajoy lo que terminó de garantizarle el mando de la formación.

En estos años no sólo ha tenido que gobernar la comunidad autónoma gallega, sino también lidiar con algunos elementos problemáticos dentro del propio partido, como José Luis Baltar, ahora expresidente de la Diputación y auténtico "cacique", como él mismo se describió, en Ourense. Ellos han negado las disensiones , pero la confección de las listas levantó suspicacias.  Las elecciones, en caso de reválida, supondrían el espaldarazo a un barón territorial por quien el Gobierno profesa una simpatía especial por su modo de hacer las cosas: discreto, joven y templado, es un exponente del tipo de gente de la que se ha rodeado Rajoy en los últimos años y a quien, además, ha puesto como ejemplo de gestión.


3. El PSOE, a contrapié

¿Por qué Feijóo adelanta elecciones cuando tiene mayoría absoluta y una estabilidad legislativa incuestionable? Él habló de motivos de ahorro , pero la convocatoria de elecciones adelantadas puede tener una doble lectura política. Por una parte, e igual que pasó con las elecciones andaluzas ante las cuales el Gobierno retrasó la presentación de los Presupuestos, el adelanto podía estar motivado por la inminencia de un rescate económico que pondría en riesgo la reelección de Feijóo. Por otra parte, la convocatoria ha cogido al PSOE totalmente descolocado .

Los socialistas estaban a la espera de acontecimientos para abrir un eventual proceso de primarias . Los candidatos que había sobre la mesa eran el actual secretario general de los socialistas gallegos, Pachi Vázquez , y dos exministros, Caamaño de Justicia y Blanco de Fomento. Éste último estaba a la espera de que se resolviera el 'caso Campeón', por el que fue citado a declarar, antes de dar un supuesto paso adelante. Sin embargo, el adelanto de Feijóo pilló a los socialistas sin candidato claro, sin tiempo para primarias y sin haber podido unificar al partido, un tanto dividido tras las primarias del año pasado entre Rubalcaba y Chacón.



4. Importancia del voto emigrado

Según la Oficina del Censo Electoral, de los 2.696.513 gallegos con derecho a voto, 397.284 viven en el extranjero , es decir, casi un 15% . Es por eso por lo que los partidos se vuelcan en campañas que trascienden el territorio gallego y mensajes dirigidos a los expatriados . No en vano en las últimas elecciones el voto exterior dio un escaño por Ourense al PSOE , aunque eso no impidiera la mayoría absoluta del PP. Sí hay una importante diferencia respecto a entonces: tras la criticada experiencia durante las generales, estas serán las primeras elecciones autonómicas en las que funcione el voto rogado , que podrían reducir la participación habitual.

Los candidatos ya se han puesto en marcha con mítines en Latinoamérica, especialmente en Argentina, donde hay 141.680 posibles votantes (el 36% del voto exterior total), y Brasil, Venezuela y Uruguay, con más de 30.000 en cada país, además de Suiza, que acoge a otros 30.000. Feijóo y Vázquez estuvieron hace dos semanas en Latinoamérica mientras otros 'populares' gallegos se desplazaron hacia la federación helvética.



5. Rupturas en la izquierda

Intentar confeccionar las listas de un PSOE gallego a medio organizar de una forma tan apresurada ha sido una piedra más en la maleta socialista. Francisco Caamaño, líder socialista coruñés, hizo una lista prescindiendo de José Manuel Lage , que intentó disputarle el puesto, y del exconselleiro José Luis Méndez Romeu. La importancia del primero reside en que fue el diputado más activo de toda la legislatura anterior, lo que evidenciaba que no se le ha dejado fuera por motivos laborales. La importancia del segundo es que es la mano derecha de Pachi Vázquez , que acabó imponiéndole como 'número dos' de la lista venciendo el pulso a Caamaño. "Les estamos ayudando", decía José Blanco en referencia a que estas disputas internas a quien más favorecen es al PP.

Pero si las aguas socialistas andan revueltas, las de los nacionalistas son más que tempestuosas. La progresiva caída del BNG, que hace una década eran la segunda fuerza regional, ha acabado por dividir el partido en varias formaciones . La más peligrosa para el Bloque es la coalición A Nova, encabezada por el histórico Xose Manuel Beiras, junto a la que concurren Izquierda Unida y los ecologistas de Equo . Y no es la única formación escindida en la izquierda nacionalista: Compromiso por Galicia, otra escisión del BNG encabezada por Xoán Bascuas, hace campaña por su parte aunque no descarta coaligarse con Anova. Los sondeos conceden entre uno y tres escaños a la formación de Beiras en detrimento del BNG.



6. Competencia en el centro y la derecha

Desde hace casi 20 años el Parlamento gallego es cosa de tres, con PP, PSOE y BNG como fuerzas políticas. Sólo en las tres primeras elecciones, cuando tanto nacionalistas como socialistas y centro-derecha concurrieron con varias formaciones, el Parlamento gallego fue cosa de más formaciones. Y esa tendencia ahora puede cambiar.

En el centro y derecha dos formaciones intensifican esfuerzos para intentar arañar algún escaño. Es el caso de UPyD, que está centrando sus esfuerzos en Galicia desde el primer día de campaña, cuando en el acto de pegada de carteles Rosa Díez se volcó con su presencia y con afirmaciones del tipo "yo también soy gallega" . También podría alterar el panorama político la irrupción de Mario Conde con Sociedad Civil y Democracia , una propuesta política que ha conseguido sumarse a algunos miembros del PP.

Es el caso de su 'número dos', Alfredo Enrique Badás, mano derecha del poderoso y controvertido barón popular José Luis Baltar, que dejó la diputación de Ourense a principios de año y que ha mantenido un sutil enfrentamiento con Feijóo en el seno del PP gallego. Badás, que era concejal de su pueblo mientras vivía en Argentina , donde conseguía votos para el PP gallego, es un puente entre Conde y el entorno de Baltar que inquieta en el PP. El otro puente de unión entre ambos es la amistad entre ambas familias, especialmente a través de la mujer del popular .



7. Primer debate en dos décadas

Una de las principales novedades de la campaña gallega es la celebración de una serie de debates electorales televisivos . Por primera vez en la historia de la democracia, los candidatos de las tres principales formaciones de la región han debatido en directo ante las cámaras y micrófonos de la radiotelevisión pública gallega. Han sido tres debates dobles, el primero se celebró este martes entre Feijóo y Vázquez , el segundo enfrentó a Vázquez y Jorquera y el tercero y último, entre Feijóo y Jorquera.

8. La mancha de la corrupción

Hasta tres tramas de corrupción están siendo investigadas en estos momentos en Galicia, tramas que no se centran en una única formación sino que salpican a los tres grandes partidos políticos. El más reciente es el 'caso Pokemon' , que le ha costado el puesto al alcalde socialista de Lugo y crítico con Vázquez, Francisco Rodríguez, además de a uno de sus concejales del BNG, Fernando Varela, y a un alcalde del PP, Adolfo Gacio.

La que podría resolverse en breve es la 'operación campeón' , que mantiene implicado al exministro José Blanco , que supuestamente iba a concurrir a unas primarias socialistas gallegas que nunca se llegaron a celebrar, a Fernando Blanco del BNG y a varios cargos del PP, como el exdiputado Pablo Cobián. Además de esas dos sigue abierta la investigación del 'caso carioca' , el más antiguo de todos, con cerca de un centenar de implicados y la dimisión del exsubdelegado del Gobierno Jesús Otero como principal víctima política.


9. La gestión ambiental

En 2002, un año después de las elecciones autonómicas, tuvo lugar la catástrofe del Prestige , cuya gestión por parte de los gobiernos central y autonómico del PP fue muy criticada. En las siguientes elecciones, las de 2005, el PP de Fraga perdió la mayoría absoluta y se propició un bipartito de socialistas y nacionalistas que sólo duró una legislatura. Si el cambio electoral fue fruto de lo sucedido con el vertido en las costas gallegas o respondió a la abrupta salida del PP del Gobierno central un año antes fue durante años fruto de debate entre analistas políticos, pero es un hecho que Galicia es una de las regiones donde más peso político tiene la gestión ambiental .

Si entonces fue la fuga de chapapote lo que se colocó en el centro del debate, este verano han sido los incendios que han arrasado España . Aunque el principal incendio gallego -el de O Barco de Valdehorras, con 1.500 hectáreas consumidas por el fuego- no ha sido uno de los más grandes que han tenido lugar , Galicia es la región donde más fuegos ha habido en los últimos años , lo que ha afectado gravemente la masa forestal de la región, por otra parte la más nutrida del país. Y la tendencia en esta última legislatura ha ido incrementándose : si en 2009 ardieron 10.740 hectáreas, en 2010 fueron 14.807, 1.715 de las cuales en un mismo incendio en Laza (Ourense) y en 2011 42.275. En 2012 la tendencia parecía corregirse y disminuir la incidencia del fuego en la región, justo el año en que peores han sido los datos nacionales.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad