Mundo

publicidad
05 de mayo de 2012 • 10:46

Un joven científico de EEUU muere por el virus que investigaba

Los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) buscan confirmar lo que ya sospechan: que Richard Din, de 25 años, falleció el sábado en un caso inusual de un científico que se infecta mortalmente con un agente de su propio laboratorio.

Un joven investigador estadounidense que murió debido a una cepa altamente virulenta de la enfermedad neumocócica habría contraído la bacteria en el laboratorio de San Francisco donde trabajaba en una vacuna para combatirla, según informaron las autoridades de salud pública.

Los expertos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) buscan confirmar lo que ya sospechan: que Richard Din, de 25 años, ha fallecido en un casoinusual de un científico que se infecta mortalmente con un agente de su propio laboratorio.

'Si las 'huellas digitales' coinciden, se sabe que es altamente probable que haya adquirido la infección trabajando en el laboratorio', dijo Skinner. 'Que una persona enferme y muera por el organismo con el que está trabajando en el laboratorio es algo extremadamente raro', añadió.

Decenas de personas -incluidos parientes y amigos cercanos, personal médico que trató a Din y algunos de sus colegas en el departamento de investigación del Centro Médico de Asuntos del Veterano en San Francisco- estaban tomando antibióticos como medida preventiva.

Desde la década de los 60, existen vacunas disponibles para algunas cepas de la enfermedad neumocócica. Pero los científicos del laboratorio de San Francisco han destinado más de 20 años a intentar desarrollar sin éxito una vacuna contra el serogrupo B, la cepa que provocó la muerte de Din.

Din falleció de una insuficiencia multiorgánica provocada por la infección neumocócica y shock séptico, dijo Eileen Shields, portavoz del Departamento de Salud Pública de San Francisco. Murió menos de un día después de enfermar.

La enfermedad puede aparecer rápidamente con síntomas que incluyen fiebre elevada, dolor de cabeza, tortícolis, vómitos, erupciones, confusión y fatiga.

Terra Noticias / Reuters