Mundo

publicidad
14 de junio de 2013 • 20:13

Se querellan contra el consejero de Salud balear por la muerte de Alpha Pam

 

Las asociaciones de Senegaleses y de Derechos Humanos de Mallorca y el sindicato CGT han presentado una querella contra el consejero de Salud de Baleares, Martí Sansaloni, y otros tres cargos por la muerte del inmigrante sin papeles Alpha Pam por tuberculosis tras haber pasado por la red sanitaria pública.

La querella ha sido presentada hoy en los juzgados de Palma por el abogado Pablo Alonso de Caso y en la misma dichas organizaciones estiman que pudieron haberse cometido delitos de homicidio imprudente, denegación discriminatoria de una prestación de carácter público, prevaricación y coacciones.

Los hechos objeto de la querella tienen su origen en la muerte de este inmigrante senegalés de 28 años el pasado 21 de abril en su domicilio de la localidad mallorquina de Can Picafort.

Los querellados son además del conseller, el director general de Salud Pública y Consumo del Gobierno balear, Luis Rafael Santiso; el responsable del Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut), Miquel Tomàs Gelabert, y el director del hospital de Inca cuando ocurrieron los hechos, Fernando Navarro, que fue destituido de su cargo tras la investigación administrativa en relación con este asunto.

Los querellantes consideran que los altos cargos sanitarios implantaron de forma "arbitraria, conjunta y preconcebida" un sistema de "exclusión del sistema sanitario a los extranjeros no autorizados como residentes" y un "mecanismo de cobro automático e indiscriminado" por la asistencia sanitaria, sin considerar si dichos inmigrantes tenían derecho a atención gratuita.

Señalan que dicho sistema consistía en indicar a los extranjeros sin tarjeta sanitaria que acudían a centros de salud y hospitales que si se les atendía, debían abonar los gastos que se derivaran de la prestación del servicio, sin entrar a valorar si el paciente entraba en alguno de los supuestos excluidos del copago sanitario como casos urgentes, menores y embarazadas.

Las entidades consideran que la prueba de que ese sistema era ilegal es que el conseller de Salud ordenó en mayo la devolución de las facturas cobradas por la atención a inmigrantes en situación irregular de esos tres supuestos.

La querella recoge que la entidad Médicos del Mundo ha contabilizado en Baleares más de 160 casos de falta de atención médica adecuada en supuestos de urgencias a personas concretas sin tarjeta sanitaria que tenían derecho a percibirla.

El escrito relata que Alpha Pam comenzó a padecer cansancio físico, sudores y pérdida de peso en noviembre de 2012, y fue atendido varias veces en urgencias del centro básico de salud de Can Picafort, desde donde fue derivado al Hospital de Inca el 25 de febrero para que le sometieran a una valoración y radiografía de tórax para confirmar o descartar el contacto con tuberculosis.

Acudió al Hospital de Inca con la hoja de derivación de atención primaria y le denegaron el acceso a urgencias, según figura en la querella.

Ante el agravamiento de su estado de salud regresó a urgencias del Hospital de Inca de nuevo el 5 de abril, donde le admitieron tras la insistencia del amigo que le acompañó y tras hacerle cumplimentar un compromiso de pago. Fue atendido 5 minutos y se le diagnosticó bronquitis.

El 13 de abril regresó al hospital y tampoco se le hicieron las pruebas prescritas. Falleció en su domicilio el día 21 de abril, siempre según la querella.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.