actualizado el 23 de marzo de 2013 a las 15:30

Francisco cambia trono de oro papal por modesto sillón

 

En otro gesto que marca un cambio en la Iglesia Católica, el Papa Francisco decidió marcar una huella en austeridad y simpleza. Con ello, el Sumo Pontífice remarca su tendencia a mostrarse más cercano a todos durante las audiencias. Por ello, hizo cambiar algunas cosas que se habían tornado tradicionales entre sus antecesores. Tal es el caso del uso de un sillón blanco en lugar del tradicional trono, que solamente utilizó una vez.

El sillón usado por el papa emérito Benedicto XVI fue reemplazado por el que se observa en la foto de Francisco. Foto: AFP / AP
El sillón usado por el papa emérito Benedicto XVI fue reemplazado por el que se observa en la foto de Francisco.
Foto: AFP / AP

Así, con los líderes de otras confesiones cristianas, como judíos, musulmanes y de otras religiones, y con los embajadores y diplomáticos acreditados en el Vaticanola, Francisco se sentó en un sencillo sillón tapizado en blanco que se usa durante las audiencias generales.

Asimismo, como se puede ver en las imágenes que llegan desde la Santa Sede, no está sobre una tarima, sino a la altura de los demás. Francisco, muestra así tal como llegó a Roma y no deja de lado su estilo humilde. A muchos ya los conmueve esta catarata de gestos con una gran dosis de humildad y lejos de cualquier acto de vanidad.

Terra