Latinoamérica

publicidad
23 de mayo de 2013 • 04:31

Maduro se reunió con directivos de televisora Globovisión

 

El presidente venezolano Nicolás Maduro se reunió el miércoles con los nuevos dueños del canal privado Globovisión, en un inédito y "cordial" encuentro tras la venta hace diez días de ese medio que se caracterizó durante los doce años previos por su línea crítica al gobierno.

"Fue una conversación muy buena (...) Allí les hicimos un conjunto de planteamientos sobre el tema de la paz del país, vamos a una campaña muy intensa, muy fuerte por el movimiento de la paz y la vida", relató Maduro durante un acto en el palacio de Miraflores trasmitido por la televisión oficial.

En declaraciones a la prensa tras la cita, el vicepresidente Jorge Arreaza calificó de "muy cordial" la reunión y estimó que "es una señal clara al país" de un cambio en las relaciones entre el gobierno y el canal, que mantuvo un abierto conflicto con el Ejecutivo durante el mandato del fallecido Hugo Chávez.

Esta nueva senda "a futuro dependerá de la coordinación que podamos establecer como lo hacemos con todos los medios de manera que se respete la verdad", añadió Arreaza junto a uno de los dueños de Globovisión Juan Domingo Cordero.

"Ustedes saben las razones por las cuales Globovisión no venía a este palacio, eso no va a volver a pasar en Globovisión", agregó Cordero, que cerró la compra del canal el 13 de mayo, cuando también se anunció un viraje editorial de la televisora hacia el "centro".

Globovisión ha sido el único canal abierto crítico con el gobierno y el único que transmite en directo las actividades del opositor Henrique Capriles, que perdió en las elecciones de abril ante Maduro e impugnó los resultados.

"Les dijimos que seguiremos siendo un canal de noticias, llevando la información que deba darse a conocer, diciendo la verdad y contribuyendo eso sí con la paz de este país", expresó Cordero, que acudió al encuentro con otros accionistas del canal Raúl Gorrín y Gustavo Perdomo.

Globovisión también se comprometió a apoyar una campaña por la vida y la paz que impulsa el gobierno para combatir la violencia, al igual que lo hicieron los directivos de los canales privados Venevisión y Televen, que se reunieron con el mandatario el lunes.

"Claro que vamos a colaborar con eso (...) Hay que bajar los niveles de violencia", dijo Cordero, que se dijo abierto a otra reunión con el presidente de ser necesario.

El gobierno plantea un "nuevo tipo de televisión", que entre otras cosas, apunte a "eliminar esos sectores fascistas de las pantallas para que se expresen libremente los de todas las tendencias, los que apoyan al gobierno y los que apoyan a la oposición pero sin ningún tipo de temor contra la institucionalidad", concluyó arrreaza.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.