Latinoamérica

publicidad
08 de abril de 2013 • 04:10

Maduro se compromete a respetar los resultados de las elecciones presidenciales

 

El presidente encargado de Venezuela, Nicolás Maduro, se ha comprometido este domingo a "respetar" los resultados de las elecciones presidenciales que se celebrarán el próximo 14 de abril en el país caribeño.

"Yo, Nicolás Maduro, hijo de Chávez, candidato de este pueblo y próximo presidente de Venezuela, aquí, con mi cara frente al sol, digo que respetaré, en nombre de esta Constitución, los resultados electorales, sean cuales sean", ha anunciado.

Además, ha instado a sus rivales políticos a hacer lo mismo. "Yo le digo a los otros candidatos, en especial al candidato de la burguesía (Henrique Capriles) que digan si van a respetar la voluntad del pueblo el próximo domingo", ha retado.

Maduro ha confiado en que será ratificado en el cargo, augurando incluso que conseguirá "diez millones de votos", por lo que ha instado a sus simpatizantes a "prepararse para una victoria arrolladora".

El candidato oficialista ha subrayado que esta victoria debe ser "en paz", por lo que ha advertido de que el Gobierno "va a neutralizar todas las amenazas violentas. "Vamos a garantizar la paz", ha dicho, en declaraciones recogidas por Venezolana de Televisión (VTV).

Tras la muerte de Chávez, ocurrida el pasado 5 de marzo después de una larga batalla contra el cáncer, el Gobierno se ha visto obligado --por mandato constitucional-- a convocar elecciones presidenciales en un plazo de 30 días.

Según los sondeos sobre intención de voto, Maduro se impondría al candidato presidencial de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Capriles, por un margen de entre 10 y 17 puntos porcentuales, mientras que los otros seis aspirantes opositores apenas tendrían opciones.

La cita electoral ha generado una gran tensión en Venezuela y en la región, debido al apoyo económico de Caracas a sus vecinos, ya que podría traducirse en un cambio de Gobierno tras 14 años de 'chavismo' que podría llevar también a una ruptura social.

Europa Press