Latinoamérica

publicidad
17 de junio de 2013 • 16:29

Los profesores universitarios mantendrán las protestas tras el anuncio de subidas salariales

 

Los profesores universitarios venezolanos han decidido mantener las protestas en los centros de educación superior de Venezuela a pesar del anuncio realizado el pasado viernes por el Gobierno venezolano de que aumentarán los salarios.

Además, el domingo otros tres estudiantes informaron de que se unirían a la huelga de hambre que 35 alumnos están llevando a cabo en contra de las políticas del presidente, Nicolás Maduro. Estos tres últimos alumnos de la Universidad de los Andes se han encerrado en la Nunciatura Apostólica.

"Escogimos la Nunciatura porque el apoyo que nos ha dado la Iglesia Católica es importante y porque aquí la integridad física de los compañeros está garantizada", ha explicado Liliana Guerrero, una de las últimas universitarias en ponerse en huelga de hambre, según el portal Noticias 24.

Las protestas han seguido a pesar de que Maduro prometió un aumento del sueldo del 25 por ciento en enero de 2013, otro 25 por ciento el próximo mes de septiembre y otro 25 en enero del próximo año, pero los profesores han decidido mantener las protestas.

Rafael Álvarez, de la Asociación de Profesores de la Universidad Simón Bolívar, destacó que aún no han recibido de manera formal esta tabla de aumentos que ha circulado. "El aumento que se anunció todavía no es oficial. Falta que los sindicatos refrenden las tablas y que el presidente Nicolás Maduro firme el aumento y sea publicado en Gaceta Oficial", apostilló.

El secretario de la Universidad Central de Venezuela, Amalio Belmonte, ha explicado que durante la protesta "se mantendrán las actividades académicas y los programas especiales", pero "no se tomará asistencia en las clases, se suspenden las evaluaciones y se extiende el período de retiro de materias mientras dure el conflicto universitario".

Europa Press