Bolivia declara a Santa Cruz en 'estado de emergencia' por la ola de violencia

 

El Gobierno de Bolivia ha aprobado la declaración de 'estado de emergencia' en la localidad de Santa Cruz, en el este del país, por la violencia que está afectando a la ciudad, en la que han muerto nueve personas en 16 días en diferentes enfrentamientos.

El ministro del Interior, Carlos Romero, fue el encargado de realizar el miércoles el anuncio tras la muerte de una persona a plena luz del día. "Nos estamos declarando en emergencia en el caso de Santa Cruz, para terminar con estas actividades delincuenciales y de sicariato (crimen organizado)", informó.

Por la noche del martes, aparecieron los cuerpos de un taxista y un vendedor ambulante con heridas de bala. Además, la Policía de la localidad investiga la muerte a tiros de Honorio Rodríguez Mejía, que fue grabada el lunes por las fuerzas de seguridad, en las que se puede ver, según medios locales, a la víctima pidiendo clemencia antes de ser asesinado.

"Quiero pedirle a la Policía que nos entregue a ese sicario en particular. Seguramente muchos sicarios están caminando libremente en las calles de Santa Cruz y, si ofrecen resistencia, quiero pedirles que se les aplique la ley de fuga", comentó el ministro.

Romero explicó que, con motivo de la declaración del 'estado de emergencia', se está intentado ocupar diversos hangares para crear una fuerza aérea en la ciudad. Advirtió de que se detendrá a todo "extranjero que no tenga condición legal".

"El 90 por ciento de las personas vinculadas a delitos mayores, que tienen que ver con robos agravados, con crímenes que recurren a la utilización de armas de fuego, son gente que ha sido liberada de un centro penitenciario o se ha fugado de él", apostilló.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, explicó el miércoles que hace dos años advirtió que los niveles de delincuencia en la ciudad estaban disparados y que corría el peligro de pasar a engrosar la lista de las localidades más violentas del mundo, equiparándola a Ciudad Juárez, en el norte de México.

"Lejos de escuchar la alerta lanzada, el vicepresidente Álvaro García me llamó ignorante y, junto al fiscal Marcelo Soza, me iniciaron un proceso penal", criticó. "En aquel entonces también dije que en Santa Cruz estaban operando mafias internacionales, rusas, brasileñas y colombianas", añadió.

Europa Press