publicidad
22 de agosto de 2013 • 00:43

UE compromete EUR 281 millones para ayuda al desarrollo en Bolivia

 

La Unión Europea comprometió este miércoles un monto de cooperación por 281 millones de euros para el período 2014-2020 en Bolivia, destinado a infraestructura física, combate al narcotráfico y fortalecimiento de la justicia.

"Anticipamos la aprobación de un nuevo presupuesto para los próximos siete años por 281 millones de euros, que representa un incremento del 17% respecto a la última gestión", anunció Andris Piebalgs, comisionado de la Unión Europea, en conferencia de prensa en la Cancillería boliviana.

Piebalgs, que visita Bolivia desde el lunes, afirmó, apoyado por un traductor, que la ayuda se concentrará "en tres áreas: provisión de infraestructura física (agua y saneamiento), elevar a un nivel más sofisticado la lucha contra el narcotráfico y el apoyo al sector de justicia".

Sin embargo, aclaró que estas prioridades se enmarcan dentro de la orientación prioritaria del organismo europeo de contribuir a la lucha contra la pobreza, cuyos resultados destacó para el caso boliviano

El alto funcionario realiza una visita oficial para evaluar los distintos programas que el gobierno del presidente Evo Morales ejecuta con el respaldo financiero europeo.

"Estamos muy satisfechos con el trabajo que se está haciendo con nuestros socios bolivianos", declaró Piebalgs, quien almorzó este miércoles con Morales, en el penúltimo día de su misión en Bolivia.

La ministra de Planificación, Viviana Caro, explicó que "cerca de 75% del apoyo" es en términos de respaldo presupuestario, lo que en su criterio "refleja una situación de confianza en el manejo de la economía, en la capacidad de los sectores e instituciones de llevar delante los proyectos".

Precisó que Bolivia es uno de los dos países que recibe cooperación financiera de la UE en América Latina, siendo el destinatario que se beneficia con los mayores montos. El otro es Paraguay.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.