Noticias
 
 

»

 El jefe del Ejército de Perú afirma que el terrorismo termina lentamente en el tiempo

14 de mayo de 2009


El jefe militar, que comanda las acciones antiterroristas en la selva central de Perú, descartó que los últimos ataques de Sendero contra la sociedad civil y miembros del Ejército puedan considerarse un rebrote.

'Son pequeños rezagos que están todavía, pero recuérdese que este tipo de luchas nunca terminan en un día, (...), poco a poco se van adelgazando', declaró a periodistas en Lima.

El Gobierno peruano ha prometido cambios en la política antiterrorista que se lleva a cabo en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE), donde están concentradas las fuerzas de Sendero, para endurecer el cerco contra sus columnas remanentes que actúan aliadas con el narcotráfico.

Una de las últimas emboscadas de Sendero contra el Ejército en el VRAE dejó 15 muertos en abril pasado, y generó una ola de críticas porque entre las víctimas habían soldados menores de edad y el ataque habría sido resultado de la negligencia.

Guibovich confirmó que el Ejército trabaja en las propuestas que hará al Ejecutivo para la mejora del plan VRAE porque 'la estrategia y la táctica son dinámicas' y 'siempre hay espacio para mejorar'.

Con respecto a la propuesta del vicepresidente, Luis Giampietri, para que un porcentaje del canon minero se destine a la modernización de las fuerzas armadas, Guibovich opinó que es positiva porque el 'desarrollo y la defensa son complementarios'.

'Algunas personas creen que son gastos innecesarios (los de defensa), cuando por el contrario es una muy buena inversión, es un seguro para el país', puntualizó.

'Creo que este auge que tiene el país, que es impresionante, se genera a partir de un marco de seguridad y de estabilidad, que permite que la gente tome confianza y los inversores vengan y generen trabajo', agregó el j

Terra