Noticias
 
 

»

 El Juez decreta prisión para el hermanastro del presunto asesino de Marta

19 de febrero de 2009

El imputado Javier D.M., de 40 años, salió a las 16.30 horas de los juzgados de Sevilla, a cuyas puertas un grupo de personas le increpó con gritos de 'asesino', igual que a su llegada alrededor de mediodía.
Fuentes del caso han explicado a Efe que los investigadores se inclinan ahora por pensar que el cuerpo de Marta fue sacado del piso del presunto asesino, Miguel C.D., de 20 años, cargado con ayuda de sus amigos Samuel B.P., de 19 años, y Javier G.M., menor de edad, y que fue trasladado al río en el coche de la madre del menor, conducido por Samuel.
El juez ha emitido un auto de ocho folios donde explica los motivos para decretar la prisión sin fianza de Javier D.M., aunque el imputado ha mantenido que tiene pruebas de que no estuvo en su domicilio de la calle León XIII donde supuestamente sucedieron los hechos en la noche del 24 al 25 de enero pasado.
Este hombre, que trabaja como vigilante de seguridad, ha declarado hoy al juez que salió de su casa a las 20.30 horas del 24 de enero, estuvo con su ex novia y a partir de la medianoche estuvo trabajando en su pub hasta las tres de la madrugada.
Posteriormente fue a otro bar, donde estuvo tomando unas copas hasta las cinco de la madrugada, según su declaración, en la que asegura que numerosas personas pueden corroborar sus movimientos de aquella noche.
Javier D.M., han añadido las fuentes, ha mantenido la misma versión durante las 72 horas que permaneció en Comisaría y hoy ante el juez, y ha asegurado que aquella noche no vio en ningún momento a Marta en su casa, donde supuestamente la joven fue asesinada por su ex novio Miguel C.D. tras una discusión.
Además, ha declarado que no participó en el traslado del cadáver de la chica, en la limpieza del piso ni supo que estaba muerta la noche del crimen ni en los veinte días transcurridos hasta que fue detenido su hermanastro.
Con ello ha desmentido la versión del menor de edad detenido por estos hechos, que le situó como una de las cuatro personas que participaron en el traslado del cuerpo hasta el río.
Pese a ello, el juez ha decretado prisión sin fianza contra Javier como presunto cómplice de los mismos delitos que se imputan a su hermanastro y a sus dos amigos: asesinato en caso de que la joven estuviese aún viva cuando fue arrojada al río, y homicidio o secuestro sin dar cuenta del paradero, si el cadáver no aparece.
Fuentes del caso han señalado que los tres jóvenes han dado versiones totalmente diferentes sobre lo ocurrido, sobre el traslado del cadáver y sobre otros aspectos sustanciales que no podrán aclararse hasta que aparezca el cuerpo de la víctima.
En el caso de Samuel, cuando compareció ante el juez el pasado lunes negó su anterior confesión a la Policía así como haber trasladado el cuerpo de Marta en una moto junto con Miguel, y denunció haber sufrido en Comisaría amenazas contra él mismo, su familia y su novia.
Todos los acusados han estado asistidos por abogados y han dado la versión que consideran que más les puede favorecer, han añadido las fuentes.

Terra