Noticias

publicidad
08 de enero de 2013 • 07:10

Los propósitos de año nuevo de los partidos políticos

Ir al gimnasio, dejar de fumar, estar más con la familia... Cada año nuevo miles de personas se fijan unos objetivos a superar, como si el cambio en el calendario fuera una suerte de motivación para hacer las cosas mejor. Pasa con las personas y pasa con los partidos.

Estos son los grandes temas en los que se centrarán los principales partidos políticos con el nuevo año que ahora empieza

Objetivos del Partido Popular

El hecho de ser el partido del Gobierno centra sus objetivos y su valoración de la gestión del Ejecutivo

- Sanear la economía En palabras de Alfonso Alonso, “2013 va a ser un año muy difícil pero es el año en que vamos a terminar con la crisis económica y vamos a poder comenzar nuestra recuperación"

- Reducción de gasto público. Ha sido uno de los caballos de batalla del Gobierno durante todo el año, motivando recortes en casi todos los ámbitos. De hecho, ya en 2010 el PP lo fijó como uno de sus objetivos centrales.

- Reforma de la Administración local. Reducir el gasto pasa en parte por la reforma de las instituciones locales. La propuesta del PP, que quiere consensuarla con el PSOE antes de que termine enero, pasa por suprimir mancomunidades, fijar un recorte de concejales y unificar sueldos, que irían marcados por criterios de población y con un techo marcado.

- Reforma del sector público. Una vez recortados los salarios de los funcionarios, a los que también se les ha aumentado la jornada laboral, el PP pretende sacar adelante una propuesta que permita liquidar entidades públicas -algo que prometió en campaña- para evitar duplicidades, y clarificar competencias.

Objetivos del Partido Socialista

El PSOE, como principal partido de la oposición, hace un balance abiertamente crítico de la gestión del Gobierno y plantea como alternativas respuestas a propuestas del Ejecutivo o bien ideas para anticiparse a debates emergentes, todas ellas recogidas en un borrador de agenda.

- Nuevo proyecto político, con militantes y ciudadanos. La primera prioridad del PSOE no se refiere a actuaciones externas, sino internas: los cada vez más frecuentes debates internos tras las primarias del año pasado y la caída en las encuestas pese al desgaste del Gobierno evidencian la crisis interna. En octubre celebrarán una Conferencia Política para redefinir principios y la intención de elegir candidato a las próximas elecciones tras las europeas de junio de 2014 y las municipales y autonómicas de mayo de 2015.

- Los primeros objetivos políticos marcados para el nuevo curso han sido conseguir la prórroga de la prestación de 400 euros a quienes hayan agotado el paro y subir el salario mínimo interprofesional.

- Apuesta por un nuevo modelo territorial hacia lo federal. Fue la postura 'intermedia' del PSC en las pasadas elecciones catalanas: sin llegar al independentismo de CiU y ERC ni al centralismo de PP y Ciutadans. El PSOE ha hecho suya la iniciativa y ya ha empezado a manifestar abiertamente su intención de reformar la Constitución para introducir medidas en ese sentido

- Ofensiva contra la privatización de la sanidad. El PSOE quiere dar la batalla contra las medidas propuestas por el PP en la Comunidad de Madrid, desde el euro por receta hasta la posibilidad de privatizar centros sanitarios. La campaña genérica defendiendo la sostenibilidad de lo público se ha centrado particularmente en lo sanitario.

Objetivos de Izquierda Unida

Los objetivos de IU para el año que vienen definidos en el informe que elaboraron en su reciente Asamblea General y que sirve de balance de su propia actividad y de respuesta a lo hecho por el Ejecutivo

- Consolidar la refundación. IU viene de superar uno de los periodos más convulsos de su historia tras quedarse al borde de la desaparición en el Congreso. La caída del PSOE y la irrupción de los movimientos sociales le dieron alas, remontaron en resultados y, por primera vez, celebraron una Asamblea General en la que el líder fue unánimemente respaldado, sin fisuras internas.

- Plantearse como partido alternativo. Tradicionalmente IU gana votos cuando cae el PSOE, pero acaban fagocitados cuando los socialistas emergen. Por eso plantean en su informe la problemática de "la crisis del bipartidismo y la antipolítica"

- Alternativa económica. Lo definen como una iniciativa "frente al neoliberalismo en España y en Europa", en referencia a unas políticas económicas que entienden que están "supeditadas a la voluntad de los mercados" y hechas pensando en rescatar "bancos y empresas en lugar de a los ciudadanos".

- Plantean también un giro en lo que se refiere a la política exterior del país, ya que a juicio de la formación las relaciones internacionales se configuran de forma injusta. Por eso proponen "una política internacional alternativa, antiimperialista y solidaria". Gran parte de sus acciones internacionales se han centrado en apoyar la independencia del Sáhara y exigir el fin de las hostilidades en Gaza.

Objetivos de Unión Progreso y Democracia

UPyD no define unos objetivos para 2013 como tales, pero sí ha intensificado algunas de las doce propuestas centrales con las que concurrió a las elecciones en función de cómo ha evolucionado el debate político. Su balance de 2012 no se ha orientado en la labor del Gobierno, sino en lo que ellos mismos han hecho

- Ordenación territorial. El debate soberanista catalán y los costes de la administración pública les ha hecho incidir en su propuesta de Estado: un modelo federal mediante reforma constitución que recentralice algunas competencias (educación y sanidad) y conciertos (vasco y navarro), limite los gastos autonómicos, elimine las diputaciones y proponga la fusión de municipios.

- Reforma política. Es uno de los principales caballos de batalla de la formación, con muchas caras diferentes: reforma electoral, despolitización de la Justicia, despolitización del sector financiero, listas abiertas y transparencia

- Servicios públicos. A raíz del debate sobre la privatización de la sanidad la formación ha hecho hincapié en sus enmiendas a los Presupuestos Generales en la priorización en la conservación de los servicios públicos. Pide también invertir más en becas, pensiones e I+D+I a costa de reducir costes de personal, infraestructuras y organismos públicos que piden eliminar como las diputaciones.

- Crisis económica. A través de la reducción de instituciones públicas y la fijación de techos de gasto autonómicos defienden el abaratamiento de los costes estatales, dinero que proponen invertir "en economía productiva". También la necesidad de "restaurar el mercado único nacional y la libertad de circulación de profesionales y empresas", de fijar un contrato único, eliminar trabas administrativas a la creación de empresas, facilitar el trabajo a tiempo parcial, reducir el trabajo temporal y promover la jubilación voluntaria y variable.

Terra