0

Rajoy defiende un sistema educativo que asiente "una biografía común"

21 may 2013
15h37
  • separator
  • comentarios

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha defendido hoy la importancia de la cultura como "elemento vertebrador económico y social" y ha destacado la "obligación inexcusable" del Ejecutivo de articular "un sistema educativo que asiente una biografía común".

"Es obligación inexcusable de los gobiernos articular políticas que ayuden a concienciar a los ciudadanos sobre la pertenencia a un determinado colectivo que comparte vivencia y valores democráticos", ha señalado.

Y en la primera visita que realiza como presidente del Gobierno a la Biblioteca Nacional de España, ha continuado aludiendo a "un sistema educativo que explique los retos del presente y se proyecte hacia un futuro integrador".

La visita de Rajoy ha coincidido con los actos de clausura del tercer centenario de esta institución, que es, en su opinión, "un sólido depósito de nuestra memoria común y de conocimiento, y un ejemplo de adaptación a las nuevas tecnologías", y que pronto contará con un nuevo régimen jurídico y con un estatuto propio, similar a los que tienen el Museo del Prado y el Reina Sofía.

Esa futura ley, cuyo borrador podría estar terminado antes del verano, favorecerá una gestión más ágil de la BNE y repercutirá "en una mayor presencia en la sociedad".

En plena polémica suscitada por la reforma educativa que quiere poner en marcha el Gobierno, Rajoy no desaprovechó la ocasión para afirmar que la cultura "es pensamiento, reflexión, creatividad, pero también está vinculada a la instrucción, al conocimiento, a la capacidad de juicio crítico y a la formación de ciudadanos libres".

Por eso, "es obligación inexcusable de los gobiernos" articular un modelo "basado en la calidad, el esfuerzo, el mérito, la capacidad, la mejora de contenidos y sistemas de evaluación externa", sostuvo.

"Una educación que propicie ciudadanos conscientes de la importancia de la cultura como elemento vertebrador, económico y social y en consecuencia como oportunidad estratégica de futuro para nuestro país", subrayó Rajoy.

En el mismo acto, la nueva directora de la Biblioteca Nacional, Ana Santos, vio necesario que la BNE recupere "la consideración que tenía antaño como institución cultural esencial para nuestro país", en clara alusión a la decisión del anterior Gobierno de quitarle a la Biblioteca la categoría de dirección general y dejarla en subdirección general.

Ese cambio de rango "no supuso ningún ahorro", pero sí "le hurtó" el estar presente en diferentes órganos del Estado, según dijo sin rodeos el presidente de la Fundación Amigos de la Biblioteca Nacional, Pere Vicens.

Y lo dijo en presencia de Milagros del Corral, que dejó la dirección de la BNE en mayo de 2010 por estar en desacuerdo con la dirección del Gobierno socialista de suprimir esa dirección general, y que hoy ha asistido a este acto en el que Rajoy estuvo acompañado por el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y por el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle.

Como destacó Ana Santos, hay "muy pocos países en el mundo que tengan una biblioteca como la Biblioteca Nacional de España", donde se conserva "la historia de la cultura española, la producción artística, literaria, musical, el pensamiento filosófico, el avance científico que, durante siglos, ha producido la sociedad española".

Y una institución en la que se deposita cada día "lo que nuestra cultura sigue generando en cualquier tipo de soporte", añadió Ana Santos, cuya intención es poner en marcha un depósito digital para los contenidos que circulan por internet, al que también aludió Rajoy.

En presencia de invitados como el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y del secretario de la Real Academia Española, Darío Villanueva, coordinador del libro conmemorativo de los 300 años de la BNE, Santos pidió, "expresamente, apoyo y compromiso" por parte de las instituciones para que la BNE recupere el espacio de dignidad que merece".

Rajoy cree que esta institución "debe insistir en su vocación iberoamericana, en su condición de referente de la memoria escrita en español".

Además destacó "la extraordinaria importancia" del sector editorial español, que cuenta con más de 3.000 empresas. Un sector que está haciendo esfuerzos por adaptarse a los retos digitales, "aunque el soporte tradicional sigue vivo y nunca desaparecerá. Pero el nuevo ecosistema de consumo cultural se encuentra ya en el ciberespacio", dijo el presidente antes de asegurar: "más libros y más lectores es algo fundamental para nuestro éxito como país".

Durante su visita, Rajoy tuvo ocasión de ver algunos de los "tesoros" que encierra la Biblioteca Nacional; en concreto, el manuscrito del Poema del Mío Cid, el primer monumento escrito que se conserva de nuestra épica medieval; un códice del Beato de Liébana, del siglo XI; o una primera edición del Quijote.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad