España

publicidad
28 de noviembre de 2012 • 17:55 • actualizado a las 22:16

Felipe González afirma que sobra el 20% de los funcionarios

El expresidente del Gobierno Felipe González y el padre de la Constitución Miquel Roca
Foto: EFE
 

El expresidente del Gobierno Felipe González ha afirmado que es "imposible" salir de la crisis institucional en la que se encuentra España sin "consenso", por lo que ha reclamado a los políticos que están en el poder que dialoguen para emprender medidas reformistas. Además, ha abogado por reducir el número de ayuntamientos y el de funcionarios: "Sobra el 20% de efectivos de las administraciones públicas".

González ha realizado estas declaraciones durante un debate sobre la organización territorial del Estado, moderado por el periodista Manuel Campo Vidal y que ha sido organizado por la Fundación Centro de Estudios Presidente Rodríguez Ibarra y la Fundación Caja Extremadura en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En el acto también ha participado la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal.

A juicio del expresidente, sin consenso será "más difícil salir de la crisis económica, pero se saldrá", aunque considera "imposible" que se pueda salir de la crisis institucional sin diálogo. "España necesita reformas en el ámbito territorial que pueden incluir reformas constitucionales", ha asegurado González, quien ha añadido: "El estado español va a sobrevivir, pero no es inexorable".

Además, ha advertido de que el modelo territorial no es un problema sólo de Cataluña, sino que "lo tienen Cataluña y España". En este sentido, ha dicho que estaría dispuesto a hablar "sosegadamente" acerca de "en qué consiste" el derecho a decidir pero ha recalcado que él no concibe a España sin Cataluña y ha añadido que esta comunidad tuviera la "tentación de separarse" él querría ser consultado.

"Si no nos pusiéramos de acuerdo en una reforma de la Constitución, tenemos que ponernos de acuerdo en reformas legislativas, porque el país no soporta cuatro administraciones superpuestas", ha declarado. Por ello, ha sostenido que a las administraciones españolas "les sobra un 20% de efectivos" y ha defendido la desaparición de 3.000 municipios: "No debería haber más de 5.000 ayuntamientos".

Cospedal: "Tenemos la legislación más confusa de Europa"

Por su parte, María Dolores de Cospedal ha defendido la Constitución actual porque, "cuando las cosas funcionan razonablemente bien, no hay que manosearlas demasiado". En su opinión, la Carta Magna es un texto lo suficientemente abierto y amplio para que el consenso sea posible y ha requerido que las autoridades "debemos reforzar los mecanismos de cohesión por parte del Estado".

La presidenta de Castilla-La Mancha ha recordado que la Constitución "permitió fijar los límites del Estado y el reconocimiento de que España es un país complejo y plural". No obstante, ha reconocido que se ha "abusado" del estado de las autonomías y ha señalado que la legislación española "es la más confusa de Europa y de todo el mundo occidental, y eso es una barbaridad". "El modelo no es malo, pero tenemos que asumir nuestras responsabilidades", ha sentenciado.

Así, cree necesario adoptar algunas modificaciones para "cerrar el modelo en sentido positivo" y ha apelado al interés general y a "olvidarnos de los intereses partidistas". De Cospedal ha animado a pensar en el futuro: "Nos estamos jugando el futuro de un estado social y democrático de derecho y lo que queremos ser en Europa".

¿Es preciso cambiar la Constitución?

Según han informado las dos fundaciones, el diálogo y entendimiento entre las distintas fuerzas políticas y la sociedad han sido los objetivos de este 'Debate sobre la organización territorial del Estado', un "encuentro de reflexión y análisis" que, entre otros puntos, ha tratado sobre las posibilidades de modificar la actual estructura descentralizada de España, recogida en la Constitución de 1978.

La apertura del acto ha corrido a cargo del presidente de la Fundación Caja Extremadura, Jesús Medina, quien ha destacado que, aunque el problema principal de España es la economía, la forma del Estado también es una cuestión de suma importancia.

Junto a Felipe González y María Dolores de Cospedal, han intervenido dos de los 'padres' de la Constitución, Miguel Herrero Rodríguez de Miñón y Miquel Roca Junyent, y, como ponente académico, el catedrático de la Universidad Complutense Santiago Muñoz Machado.

Herrero se ha mostrado partidario de continuar con el estado de las autonomías y ha recordado que la deuda privada en España es tres veces superior a la deuda pública. "La culpa no es del estado de las autonomías", ha dicho este político y jurista español.

Por contra, Roca ha admitido que el modelo está "agotado" y ha optado por el "reconocimiento de la diferencia porque la hay". "La diferencia está ahí y se concreta en cosas, en actitudes, en comportamientos y en sentimientos", ha enfatizado. "Me sumo a lo que dice Felipe, España tiene un problema. Cataluña también lo tiene. Y lo sensato y civilizado sería intentar resolverlo. Será muy difícil y complicado", ha asegurado.

Muñoz Machado, por su parte, ha defendido que es "preciso repensar la Constitución", ya que, a pesar de que "mal o bien nos ha servido para sobrevivir estos años", ya han pasado 33 años desde que se estableció. "Es difícil, pero necesario", ha dicho el catedrático, quien ha concluido: "Las constituciones no duran siempre y para mantenerlas, hay que reformarlas".

Posada, Solana y Monago, entre los asistentes

Entre los asistentes, el presidente del Congreso, Jesús Posada; el presidente del Principado de Asturias, Javier Fernández y el extremeño José Antonio Monago; el exsecretario general de la OTAN, el socialista Javier Solana; el exfiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido y el adjunto al Defensor del Pueblo Francisco Fernández Marugán.

También están el portavoz parlamentario de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida;  los miembros de la Mesa del Congreso Jordi Jané (CiU) y Javier Barrero (PSOE); el vicesecretario de Organización del PP, Carlos Floriano; el portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui; el secretario general del Grupo Popular en la Cámara Baja, José Antonio Bermúdez de Castro; y el socialista Txiki Benegas, entre otros.

Terra