Empleos basura que nunca aceptarías

La crisis y la reforma laboral elevan este tipo de ofertas laborales. Los sindicatos advierten del aumento de irregularidades en el comercio

Temporero Foto: EFE
Temporero
Foto: EFE
  • Alberto Rodríguez
 

Empleo a cambio de un "posible sueldo futuro", promesa de trabajo por asistir a un mitin de Mariano Rajoy, se busca periodista sin estudios dispuesto a desnudarse... Estas ofertas y otras similares han salido a la luz en los últimos tiempos, pero ¿son una práctica habitual? Los sindicatos apuntan a que no, aunque advierten de otro tipo de fraudes, mucho más comunes, que aumentan con la crisis, el desempleo y la reforma laboral del Gobierno.

"Los abusos y las explotaciones laborales son la excepción, lo que pasa es que son muy llamativos", explica a Terra Silvia Conde, secretaria de Mujer, Juventud y Migraciones de Comisiones Obreras, quien añade: "Lo más normal es pagar menos de lo estipulado en el convenio colectivo o cotizar a la Seguridad Social menos jornadas de las realmente trabajadas, por lo que se dificulta el acceso a la prestación por desempleo y jubilación".

Los abusos y las explotaciones laborales son la excepción, lo que pasa es que son muy llamativos"

Silvia Conde (CCOO)

Conde señala que estas prácticas hacen que España sea "número uno en economía sumergida" y apunta a que el sector agrario es uno de los más vulnerables: "Los recortes del Gobierno provocan que muchas familias regresen a sus pueblos de origen y busquen trabajo en el campo por desesperación, aceptando condiciones por debajo de las negociadas por los sindicatos y la patronal".

Además, las empresas productoras agrícolas "tienen mucha responsabilidad porque evaden impuestos a la Seguridad Social y Hacienda al producir más de lo que declaran y no dar de alta a los trabajadores que de verdad emplean". Y al no buscar experiencia o formación, "sino mano de obra barata y reemplazable, el sector agrícola pierde competitividad".

Temporeros e inmigrantes

La secretaria de Mujer, Juventud y Migraciones de CCOO incide en que la crisis perjudica principalmente a los temporeros y a la población inmigrante, que tiene menos apoyos para sobrevivir y desconoce la legislación vigente, "por lo que son los primeros en aceptar unas condiciones económicas menores".

Los recortes provocan que muchas familias busquen trabajo en el campo con desesperación, aceptando condiciones por debajo de las negociadas"

Silvia Conde (CCOO)

Para defender a los trabajadores y que no haya competencia desleal, en el año 2006 se firmó un acuerdo de colaboración entre el Ministerio de Trabajo e Inmigración, las patronales agrarias y las organizaciones sindicales para, entre otros puntos, realizar labores de asesoramiento sociolaboral y vigilar las condiciones de habitabilidad de los alojamientos.

Junto al agrario, los fraudes atañen a otros sectores. Antonio Ruda, portavoz de la Federación Estatal de Comercio, Hosteleria y Turismo de CCOO, denuncia que prolifera la realización de contratos de 30 horas al mes en hosteleria, pequeño y mediano comercio, bares y salas de fiestas, "donde casi ha desaparecido el contrato a tiempo completo".

La reforma laboral "no persigue el fraude"

"El perfil más demandado es gente joven y mujeres que llevan mucho tiempo en paro y se enfrentan a situaciones desesperadas", afirma Ruda, quien agrega que cada vez es más habitual "pagar en negro" y que los trabajadores no descansen los dos días a la semana que marca la legislación.

Siempre hay que perseguir al empresario, que es quien realiza el fraude. Nunca se puede culpar al trabajador"

Antonio Ruda (CCOO)

​Ruda indica que en los dos últimos años ha habido un aumento de este tipo de ofertas y la reforma laboral consolida esta figura porque "no persigue el fraude y da el visto bueno a los empresarios". "Es traducible a los 'minijobs' que el Gobierno está fomentando", explica.

"La gente tiene mucha necesidad y no denuncian esta situación hasta que no han dejado su puesto", prosigue. Por ello, CCOO reclama que la Administración realice inspecciones con carácter general en aquellos sectores más propensos, sin necesidad de que haya una denuncia previa: "Siempre hay que perseguir al empresario, que es quien realiza el fraude. Nunca se puede culpar al trabajador".

Abusos laborales

Aunque no son la tónica general, según subrayan los sindicatos, es cierto que cada vez es más fácil encontrar ofertas que rozan la explotación laboral. El 7 de marzo, CCOO denunció la publicación de una oferta para una finca de Guadalajara en la que se ofrecía "alojamiento y manutención por trabajo" y "posibilidad de sueldo en el futuro".

El perfil más demandado es gente joven y mujeres que llevan tiempo en paro y viven situaciones desesperadas"

Antonio Ruda (CCOO)

El sindicato, que tachó el anuncio de "servidumbre", señaló que cualquier relación laboral requiere el alta previa en la Seguridad Social y la contraprestación de un salario, que sea, al menos, el salario mínimo interprofesional.

Esta semana, se ha descubierto que el Diario de Salamanca realizó hace unos días la siguiente propuesta, que algunos han calificado de "indigna": un contrato de media jornada, con el compromiso de realizar una jornada completa incluidos fines de semana, por 300 euros, menos de la mitad del salario mínimo interprofesional e incluyendo la ilegalidad de trabajar el doble del tiempo cotizado.

Otro ejemplo: ni estudios, ni experiencia profesional, pero con "disponibilidad para el desnudo". Así era la oferta de trabajo que apareció en un portal de Internet en mayo pasado dirigida a los profesionales de la información en paro, según denunció la Asociación de la Prensa de A Coruña (APC). Según este colectivo, la proliferación de ofertas basura para periodistas sigue siendo una constante.

Varios inmigrantes denunciaron que fueron a un mitin de Rajoy por una promesa de empleo

La APC afirmó que con la excusa de la crisis y sin el mínimo pudor ético exigible, una larga lista de ofertantes de empleo "vulneran los más elementales límites de la decencia". Además, reiteró su exigencia de que las autoridades "extremen el control y no permitan prácticas laborales abusivas que atenten contra la dignidad y, en muchas ocasiones, contra la legalidad".

En junio de 2009, varios inmigrantes denunciaron que fueron a un mitin de Mariano Rajoy por una promesa de empleo realizada por unos empresarios de Albacete, quienes se ofrecían a contratar a 39 hombres para recoger la cosecha de ajo en Albacete y Murcia. Eso sí, un requisito era "apoyar un mitin político en la ciudad de Valencia".

Terra