España

publicidad
01 de septiembre de 2013 • 11:16

El Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas no teme a Internet

Internet y las redes sociales como Twitter o Facebook no suponen una amenaza directa para los sistemas de información y telecomunicaciones militares, señala a Efe el general Carlos Gómez, al frente del Mando Conjunto de Ciberdefensa de las Fuerzas Armadas, que alcanzará su capacidad operativa inicial a final de septiembre.

"La operatividad de las Fuerzas Armadas no exige estar en Internet, lo que significa que las redes y sistemas importantes no están conectados a la red", ha precisado el general Gómez López de Medina, desde el pasado julio comandante jefe del Mando, creado por Defensa en febrero para dirigir y coordinar las acciones de las Fuerzas Armadas frente a los ciberataques.

A pocos días del traslado de la sede del Estado Mayor de la Defensa al cuartel de Retamares, a las afueras de Madrid, el general trabaja con un "núcleo de constitución", formado por 8 militares de los tres ejércitos y 11 civiles.

Las redes y sistemas de información y telecomunicaciones militares están protegidos ante amenazas y ataques cibernéticos, afirma este general de Brigada del Ejército del Aire, quien considera que "las Fuerzas Armadas están en mejor nivel de protección que el resto de España".

En este sentido ha aclarado que "la operatividad de las Fuerzas Armadas no exige estar en Internet, lo que significa que las redes y sistemas importantes no están conectados a la red".

Además, ha agregado, los sistemas almacenan información clasificada que superan unos sistemas seguros.

Por ello, las redes y sistemas de información y telecomunicaciones de los tres ejércitos están "muy poco expuestos y están diseñados y certificados con unos niveles de seguridad muy importantes".

"Lo único expuesto a los ciberataques son las webs de los ejércitos o del Ministerio de Defensa. Pero estas son los escaparates. Lo importante está en el quinto sótano, y el que pasa por la calle no lo ve ni tiene acceso. Tiene que cruzar muchos pasillos para llegar a donde está lo realmente importante".

Aún así, agrega el general "no es imposible acceder, por ello hay que prevenirlo".

Sobre las redes sociales Twitter y Facebook dice que son "recursos muy importantes de propaganda, pero no hacen daño" a los sistemas de información de las Fuerzas Armadas", pero si pueden convertirse en un arma o potenciador de una operación militar respecto a la opinión pública.

En este sentido ha destacado la importancia de estas redes en la primavera árabe.

Sin embargo, el general advierte de que todo sistema de información es susceptible de ser atacado desde un punto de vista cibernético y avisa que "el enemigo en el ciberespacio tiene muchos rostros, porque vivimos en un mundo globalizado, donde no existe la distancia, no existe el tiempo y todo es anónimo".

Sobre la posibilidad de que en España surjan casos de espionaje o de filtración de datos como los protagonizados por Edward Snowden o el soldado Maning, ha dicho que no existe la garantía al cien por cien.

Por otra parte ha confiado en que "cuanto antes" se apruebe una Estrategia Nacional de Ciberseguridad, como continuación a la Estrategia de Seguridad Nacional, que aprobó el Gobierno el pasado 31 de mayo.

El Mando Conjunto depende del jefe de Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, y además de responder en el ciberespacio a las amenazas o agresiones que puedan afectar a la defensa nacional también deberá cooperar con los centros nacionales de respuesta a incidentes de seguridad de la información.

Con una plantilla final de unas 70 personas, de las que 49 serán militares y 21 civiles, el nuevo Mando es el cuarto pilar, junto con los mandos de Vigilancia Marítima, Defensa Aérea y Operaciones Especiales, de la "fuerza conjunta" de las Fuerzas Armadas españolas.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.