3 eventos en vivo

La presidenta de la Fundación Godia muestra su "sorpresa" ante la querella por delito fiscal

26 jun 2013
19h45
  • separator
  •  
  • comentarios

La presidenta de la Fundación Godia Amor al Arte, Liliana Godia, y su marido, Manuel Torreblanca, han mostrado este miércoles su "sorpresa" ante la querella de la Fiscalía de Barcelona por 14 presuntos delitos contra la Hacienda Pública y defraudar 5.755.898 millones de euros, junto a Francisco Javier Amat.

Según han manifestado en un comunicado remitido desde la sociedad de la que ella es propietaria, BCN Godia S.L., han conocido la querella del fiscal por la prensa, y han afirmado que "en ningún momento" se les ha informado de la existencia de indicios.

Godia y Torreblanca han criticado que tampoco se les ha dado "oportunidad alguna" de aclarar las dudas que pudiera tener la inspección, ni de presentar alegaciones a la demanda, por lo que piden una tramitación procesal y jurídica correcta y ajustada al Derecho.

Han explicado que la única documentación a la que han tenido acceso es un documento "sin sellos ni firma" que detalla la imputación de varios delitos contra la Hacienda Pública pero que, en cualquier caso, consideran que los hechos descritos no están tipificados como delito.

Godia y Torreblanca, que han expresado su plena confianza en la Justicia para esclarecer lo que consideran divergencias interpretativas, han recordado que "en otros casos similares" los tribunales han tenido que corregir los pronunciamientos y adecuarlos al Derecho, ya que respondían a criterios interpretativos.

LA QUERELLA

Según el escrito del fiscal, Godia se sirvió entre 2007 y 2011 de varias sociedades para hacer una "burla sistemática" de sus obligaciones de tributar por las rentas de su capital mobiliario, constituido fundamentalmente por la sociedad BCN Godia S.L.

Las empresas BCN Godia S.L. --dedicada a inversiones mobiliarias y al alquiler de viviendas y locales industriales--, Deplette S.L. y Barcel Euro S.L. pagaron a la presidenta de la Fundación "gastos estrictamente personales y familiares", de forma que la presidenta de la Fundación evitaba tributar en su IRPF las ganancias de estas sociedades.

Fiscalía también afirma que la presidenta de la Fundación no sólo burló la obligación de tributar por sus rentas, sino que "dejó torticeramente de tributar por su cuantioso patrimonio", que estaba constituido por sus participaciones en la sociedad BCN Godia S.L., fondos en cuentas bancarias en Suiza y obras de arte ubicadas en sus viviendas.

Europa Press

compartir

publicidad
publicidad