5 eventos en vivo

El soberanismo le sale caro a Artur Mas: pierde 12 escaños

25 nov 2012
22h19
actualizado el 26/11/2012 a las 00h22
  • separator
  • comentarios

- Gráfico : Resultados provisionales de las elecciones

Artur Mas (CiU) durante su intervención en el Hotel Majestic. Los resultados electorales le han dado la espalda y deja tocado su proyecto soberanista, aunque CiU ha sido la fuerza más votada y por eso buscará apoyos para continuar adelante.
Artur Mas (CiU) durante su intervención en el Hotel Majestic. Los resultados electorales le han dado la espalda y deja tocado su proyecto soberanista, aunque CiU ha sido la fuerza más votada y por eso buscará apoyos para continuar adelante.
Foto: David Ramos / Getty Images

- Directo : LiveBlog | Vídeo | Fotogalería : Jornada electoral

Artur Mas pidió "una amplia mayoría" para poder hacer que Cataluña "se dote de instituciones nacionales". La respuesta de las urnas ha sido totalmente contraria: Convergència i Unió ha pasado de tener 62 diputados a quedarse con 50, con una caída de cerca de un 10% de representatividad y una sexta parte de los votos , superando el millón por los pelos.

La noche electoral deja muchas lecturas de ese derrumbe. La primera y evidente, que su apuesta por la vía soberanista no ha triunfado . A pesar de que la participación ha sido enorme, por encima del 70% en una cifra histórica, la gran caída de votos que ha sufrido revela que el votante de CiU no suscribe el cambio de mensaje que ha hecho Mas. Y eso a pesar de que la adhesión de Jordi Pujol a la celebración de un hipotético referéndum hacía pensar que ese votante medio, burgués, conservador, católico, iba a enarbolar la bandera estelada.

La segunda lectura es que el soberanismo le ha fracasado a CiU, pero no al resto. Esquerra ha duplicado sus escaños, de los diez de 2010 a los 21 de ahora, además de la irrupción de CUP, organización que montó la manifestación de la Diada, que con tres diputados viene a sustituir a Solidaritat, que tenía tres y desaparece.

La consecuencia práctica es que Artur Mas se verá obligado a gobernar en minoría como hasta ahora o a pactar, donde sólo tendría al PSC y a ERC como posibles socios ya que son los únicos con los que llegaría a los 68 escaños que marcan la mayoría absoluta.

El derrumbe es importantísimo, por los números y por la apuesta a doble o nada de Mas, pero no esconde un hecho importante: CiU tiene más del doble de escaños que la segunda fuerza del Parlament y gobernará con holgura dada la polarización de la Cámara, con siete fuerzas con representación.

La pelea por la segunda plaza

Dándose por supuesto que CiU iba a ganar, y aunque los sondeos no auguraban un resultado tan malo de los convergentes, la atención se centraba en quién iba a ser el segundo clasificado en esta carrera. Esa posición la había tenido históricamente el PSC, que en las últimas elecciones tuvo 28 diputados, diez más que el PP. Ahora la disputa se ha ajustado tanto que hay tres fuerzas, ellos dos y Esquerra, en una horquilla de tres asientos .

Con el 90% escrutado el PSC conseguía salvar los muebles y con el 92% era Esquerra la segunda fuerza. Hasta el 100% nada será seguro. Precisament es Esquerra la triunfadora de la noche: pasa de los 10 escaños a los 21 , lo que parece evidenciar que han sido ellos y no CiU quienes han capitalizado el voto soberanista.

Los socialistas caen siete escaños, con casi 100.000 votos menos, pero en cierto modo parece que ha conseguido evitar el hundimiento pronosticado. La transición del Govern de Margall y Montilla a la llegada de Pere Navarro y sus tensiones con la facción soberanista de Ernest Maragall y Montserrat Tura parece haber servido para estabilizarse. De momento al menos.

El PP, por su parte, sube ligeramente: son unos 50.000 votos más a pesar del enorme esfuerzo del partido en la campaña y lastrados, quizá, por las políticas de La Moncloa y el azuzamiento del soberanismo. Gana un escaño y, lo más importante, rompe el récord histórico de votos que tenía Vidal Quadras desde 1995.

En los lindes del debate también hay vencedores. Es el caso de Ciutadans, que pasa de 3 a nueve diputados , con más de un cuarto de millón de votos, casi un 8% del total. De la misma forma que ERC ha rentabilizado la estrategia soberanista de CiU, Ciutadans parece haber rentabilizado la apuesta nacional del PP .

ICV, por su parte, gana tres escaños y consigue volver al 10% de los votos.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad