Cantabria

publicidad
04 de mayo de 2013 • 13:21

Diego ofrece a PRC-PSOE pactar hasta 2020 el carácter público de Valdecilla y a sindicatos diálogo sobre empleo

El presidente de Cantabria y de los 'populares' de la región, Ignacio Diego, ha propuesto a la oposición pactar un documento con vigencia hasta 2020 que comprometa a las tres fuerzas políticas (PP, PRC, PSOE) a mantener el carácter público del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla y de la sanidad de la comunidad autónoma y también abrir un diálogo con sindicatos y patronal para reactivar la economía y la generación de empleo.

Para plantear este ofrecimiento, dirigido a PP, PRC y PSOE y también a sindicatos y patronal Diego ha aprovechado la reunión que ha mantenido este sábado con los representantes de los tres grupos parlamentarios para presentarles el borrador del proyecto de ley que busca solucionar el problema de los derribos.

VALDECILLA

Así lo ha dado a conocer el presidente cántabro en una rueda de prensa tras la reunión, en la que ha explicado que el documento que pondrá el Gobierno de Cantabria para pactar con la oposición sobre el carácter público de la sanidad y de Valdecilla, que será remitido a estas formaciones políticas, trazará las "líneas rojas que nunca se deberán cruzar" en este ámbito por ninguno de los partidos "gobierne quien gobierne".

En este sentido, ha aclarado que este pacto sobre Valdecilla y la oferta de diálogo sobre el hospital "no está condicionado" a que UGT, CC.OO y el PSOE retiren los recursos presentados al contrato, que ha sido paralizado de forma cautelar por el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales.

"Que resuelva quien tenga que resolver", ha afirmado Diego, que se ha comprometido a asumir las mejoras y "correcciones, "si las hubiera que hacer", que proponga dicho órgano para mejorar el pliego del concurso diseñado por el Ejecutivo regional para Valdecilla.

Diego ha explicado que su Gobierno trabaja para que las obras de Valdecilla estén concluidas a "finales de 2014 o principios de 2015".

Sib embargo, ha asegurado que ve "legítimo" que los sindicatos "velen" por los servicios sanitarios y recurran aquellos aspectos que entiende como "lesivos" y que el PSOE se una a ello pero ha afirmado que "lo que no entiende" es que se presenten recursos para "torpedear" la finalización de las obras.

El jefe del Ejecutivo regional ha defendido el procedimiento por el que ha optado el Gobierno para conseguir terminar Valdecilla y ha insistido en que en él se prevé externalizar aquellos servicios no sanitarios del hospital que ya lo están en la actualidad.

Cuestionado sobre la receptividad de los grupos de la oposición a su ofrecimiento, con el que se pretende "quitar preocupaciones a los ciudadanos" sobre la sanidad, Diego se ha limitado a señalar que los dos representantes del grupo socialista asistentes a la reunión, Miguel Ángel Palacio y Juan Guimerans, se han comprometido a trasladarlo a la portavoz de su grupo, Eva Díaz Tezanos, que no ha asistido este sábado.

Sobre este asunto, Diego ha opinado que de esa propuesta "sincera" sobre la sanidad "sólo se autoexcluirán quienes quieren hacer de la sanidad una bandera política y partidista".

CONCERTACIÓN SOCIAL

Sin embargo, tanto sobre este pacto como el que ha ofrecido a los sindicatos y a la patronal para reactivar la economía y la generación de empleo en el marco de la concertación social, el presidente regional ha aclarado que el Ejecutivo regional que preside va "a seguir" intentando "sacar adelante las cosas" desde sus "convicciones políticas" pero "escuchando sugerencias y propuestas", algo que, a su juicio, añadirá "valor a la gestión".

Diego se ha referido a la concertación social como instrumento para generar actividad y empleo en Cantabria.

Así ha "tendido mano" a sindicatos y empresarios para alcanzar consensos en cada una de las mesas de concertación social, consensos que posteriormente se remitirían al Parlamento regional para que tenga conocimiento de ellos.

Diego ha defendido que su Gobierno "nunca se ha cerrado a dialogar" y ha asegurado que va a seguir así.

Europa Press