Andalucia

publicidad
21 de junio de 2013 • 22:50

Más de 100 de personas izan un menhir del Neolítico para dar la bienvenida al verano en Parque de las Ciencias

Más de 100 voluntarios han izado un menhir del Neolítico de más de 13 toneladas en los exteriores del Parque de las Ciencias en Granada, siendo la última fase de este gran experimento público y coincidiendo con el solsticio de verano, un cambio de estación que las sociedades neolíticas celebraban con el levantamiento de estas piedras megalíticas y otros ritos y celebraciones.

Más de 10.000 años después, el Parque de las Ciencias ha vuelto a elegir el día más largo del año para culminar esta actividad de arqueología experimental organizada conjuntamente por el museo y el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada con motivo del 18 aniversario, según informa el Parque.

El público ha vivido con gran expectación la instalación definitiva de este monumento megalítico que se suma al contenido permanente y que podrán ver desde mañana todos los visitantes del museo. La instalación del menhir se ha realizado en varias fases que han incluido desde el trabajo del soporte lítico con las mismas técnicas de hace 10.000 años hasta el desplazamiento hacia a la zona donde hoy se ha izado.

El desplazamiento fue una de las actividades centrales de la Jornada de Puertas Abiertas celebrada por el museo el pasado 11 de mayo con motivo de su 18 cumpleaños. Para ello, se colocó el menhir sobre rodillos de madera que rodaron sobre unos troncos de cedro libanés gracias a la fuerza desarrollada por más de 100 personas al tirar de tres cuerdas. El soporte lítico es de granito procedente del Valle de Serena (Badajoz). Tiene un peso de 13,5 toneladas y mide, entre parte enterrada y visible, un total de 6,80 metros de longitud.

El experimento ha estado dirigido por el profesor del Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada Francisco Carrión y es una recreación de carácter arqueológico mediante la experimentación científica.

La palabra menhir proviene de la unión de dos vocablos originarios de la Bretaña francesa, 'men' que significa piedra e 'hir' que quiere decir alargada. Los menhires son monumentos megalíticos prehistóricos erigidos durante el Neolítico y la Prehistoria reciente. Existe una gran variedad en cuanto a tamaños y formas, aunque normalmente tienden a ser piedras alargadas.

Son representaciones simbólicas y rituales asociadas a los cultos de la vida y la muerte y al territorio de los ancestros y uno de los elementos más característicos del paisaje megalítico.

El desplazamiento e izamiento del menhir se integra dentro de un proyecto más amplio de arqueología experimental que el Parque de las Ciencias y el Departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada pusieron en marcha en 2010 con la construcción de un Dolmen del Neolítico. Además, el museo organiza otras actividades para acercar la arqueología a todos los públicos como talleres de talla lítica o visitas guiadas diarias al Dolmen.

Con estas iniciativas el museo persigue un doble objetivo, investigar, a través de la experimentación, si las hipótesis que se tienen sobre las técnicas constructivas de estos monumentos están en lo cierto o no; y por el otro, divulgar la historia y la importancia de la arqueología a la sociedad, al tiempo que se fomentan vocaciones científicas entre los más jóvenes.

Europa Press