La Junta intervendrá en 5.000 hectáreas y 1.800 kilómetros de cortafuegos para prevenir incendios forestales

 

La Junta de Andalucía intervendrá en una superficie aproximada de 5.000 hectáreas y en 1.800 kilómetros lineales de cortafuegos, que alcanzan los 2.200 si se tienen en cuenta los caminos, para prevenir incendios forestales en la provincia. Para ello, se invertirán más de 6,6 millones de euros.

Los delegados del Gobierno andaluz y de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, José Luis Ruiz Espejo y Javier Carnero, respectivamente, han informado sobre estos trabajos, al tiempo que han hecho un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos, teniendo en cuenta que el 90 por ciento de los fuegos "tienen detrás la mano del hombre".

Ruiz Espejo ha recalcado la importancia de realizar trabajos tanto manuales como mecanizados, cortafuegos, tareas selvícolas, desbroces, acciones de pastoreo controlado, etcétera, y ha insistido en que el Gobierno andaluz apuesta por este tipo de trabajos, "vitales para nuestra seguridad y nuestros montes".

Estas tareas, ha dicho, "no servirán de nada sin la colaboración ciudadana", y ha recordado que en la última década, más del 60 por ciento de los incendios forestales se originaron por negligencias y casi un 30 por ciento son directamente intencionados. En este punto, ha recordado que a partir de junio se volverán a prohibir las quemas de rastrojos y las barbacoas.

PLAN INFOCA

El responsable de Medio Ambiente en Málaga, por su parte, ha apuntado también que el invierno ha sido "muy lluvioso", lo que está complicando las tareas de acceder al campo; de ahí que se esté trabajando para limpiar los cortafuegos y que el acceso a zonas "potencialmente incendiables esté en perfecto estado".

Cuestionado por la puesta en marcha del servicio de extinción del Plan Infoca, los delegados han puntualizado que la determinación de alto riesgo "dependerá de las condiciones atmosféricas y de lo que determinen los técnicos". En este sentido, han recordado que el pasado año sí se adelantó pero que en 2013 aún no hay una fecha cerrada.

"El Plan Infoca está operativo todo el año, durante la época de peligro alto centrado en las tareas de extinción de incendios, y durante el período de peligro bajo y medio centrado en las tareas de prevención", ha apostillado.

En la provincia de Málaga, de los más de 1.800 kilómetros lineales de cortafuegos que serán acondicionados este año por el dispositivo Infoca, algo más de 587 serán realizados de forma manual, mientras que en unos 400 kilómetros --más accesibles para la maquinaria pesada-- las tareas se harán con medios mecánicos, como son los tractores agrícolas. A estos trabajos se suman las áreas de actuación del programa de pastoreo controlado que contribuye al mantenimiento de más de 894 kilómetros lineales de cortafuegos.

Carnero ha incidido en la importancia de este programa, en el que el paso con ganado establecido por convenio con los pastores, donde el rebaño utiliza el pasto para alimentarse, "permite el adecuado mantenimiento de las áreas y líneas cortafuegos". En la provincia de Málaga participan este año 50 pastores, con un total de 31.098 cabezas de ganado, que intervendrán en áreas seleccionadas de 25 municipios.

Los trabajos preventivos también incluyen la adecuación de los caminos forestales, que son las vías de acceso y evacuación que el personal del dispositivo utiliza para recorrer los montes. En Málaga se centrarán este año sobre un total de 304 kilómetros. A ello se sumará el acondicionamiento de las líneas eléctricas de Endesa, que en 2013 supondrá la adecuación de 161 hectáreas.

Sobre el incendio originado en Barranco Blanco, en el municipio malagueño de Coín el pasado mes de agosto, Carnero ha indicado que se han invertido unos dos millones de euros en diversas labores como desbroces o para evitar desprendimientos durante este otoño e invierno. La reforestación sí tendrá que esperar al próximo año aunque en éste se ha llevado a cabo en otras áreas quemadas hace dos años de Mijas y Ojén; además de haber brotado muchas especies de manera natural.

SITUACIÓN HIDROLÓGICA

El delegado territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se ha referido también a la "excelente" situación hidrológica de la provincia gracias a las lluvias de este otoño e invierno, que han permitido que los pantanos estén en estos momentos, de media, al 95 por ciento de su capacidad e, incluso, estén aliviando agua.

Ha recalcado que este agua "no se tira al mar", puesto que desde la cabecera en la que se encuentran los embalses y hasta que el agua llega al mar recorren kilómetros de zonas especialmente agrícolas, cargando pozos y acuíferos que también son de importancia para el consumo.

En total, los pantanos malagueños tienen recogidos 582 hectómetros cúbicos frente a los 492 del pasado año; de ahí que esos 90 hectómetros sean "una garantía muy importante de agua".

Europa Press