Noticias
 
 

»

 Las lluvias inundan la red de Metro y de Cercanías y causan el caos en Barcelona

22 de octubre de 2009

El temporal de viento y lluvia que ha afectado a buena parte de España, especialmente a la mitad oriental de la península, ha provocado trombas de agua de hasta 70 litros por metro cuadrado en Barcelona y rachas de viento de hasta 110 kilómetros por hora en pueblos de Castellón.

De hecho, en Barcelona las trombas de agua han inundado varias estaciones del metro y obligado a cortar varias líneas; también se ha cortado el tráfico en numerosas vías de la ciudad, lo que ha complicado la circulación.

Los fuertes vientos y trombas de agua han afectado principalmente a la costa de Levante y Baleares, aunque también en Galicia se han dejado sentir los efectos de la borrasca.

Inundaciones, desprendimientos y caídas de árboles han obligado a las Fuerzas de Seguridad y Bomberos de estas tres zonas a cortar carreteras y realizar numerosas salidas de emergencia.

No obstante, la borrasca abandonará el viernes la península dejando paso a una situación anticiclónica caracterizada por cielos despejados y una subida de las temperaturas, ha explicado el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera.

Aemet ha detallado que a lo largo de la jornada los vientos han soplado a más de cien kilómetros por hora en zonas de montaña y en varias capitales de provincia las lluvias han acumulado más de 20 litros por hora.

Así, en Barcelona se han registrado hasta 70 litros; 44 en Zaragoza; 34 en Burgos, 33 en Valladolid, 28 en Orense, 26 en Soria y Pontevedra, 25 en Cuenca, 23 en Girona y 22 en León.

En Cataluña, Barcelona y Tarragona han sido las provincias más afectadas hasta el punto de que los bomberos han realizado 61 salidas hasta las 16.00 horas como consecuencia de las fuertes lluvias y el viento, la mayor parte de ellas -51- han tenido lugar en la provincia de Barcelona, mientras que los otros diez servicios han sido en las comarcas de Tarragona.

La mayoría de las incidencias han sido de bajos de casas inundadas o calles en las que había un fuerte flujo de agua.

Los vientos y la lluvia también han castigado la costa de Levante obligando a la flota pesquera de la Cofradía de Pescadores de Cartagena a permanecer amarrada y a los bomberos de la zona a realizar una decena de salidas por caídas de árboles o cascotes.

De hecho, la Comunitat Valenciana ha registrado vientos de hasta 110 kilómetros por hora en pueblos de Castellón y de 94 kilómetros por horas en algunas localidades de Valencia.

Además, en las últimas 24 horas las lluvias han dejado 31 litros por metro cuadrado en pueblos de Castellón y más de 20 en localidades valencianas.

El temporal de Levante también ha afectado al archipiélago balear, donde el servicio de emergencias 112 ha atendido 28 incidentes relacionados con el viento y la lluvia que azota las islas, la mayoría por caída de árboles.

El fuerte oleaje en el Mediterráneo ha obligado a las compañías navieras Balearia y Mediterránea Pitiusa a cancelar algunos de sus trayectos que conectan Mallorca con Menorca, así como Ibiza con Formentera.

La mala situación en el mar ha obligado a la Ciudad Autónoma de Ceuta a activar la alerta amarilla por los fuertes vientos en el área del Estrecho de Gibraltar que, en principio no han afectado al tráfico marítimo con Algeciras (Cádiz).

En el otro extremo de la península, en Galicia, las malas condiciones meteorológicas y el estado de la mar han obligado a la naviera Fred Olsen a variar la ruta de un crucero con 800 pasajeros a bordo.

Las fuertes lluvias ocurridas han provocado bastantes incidencias en varias carreteras gallegas, a las que arrastraron tierra, piedras y árboles que provocaron, en algunos casos, la interrupción del tráfico en carreteras de las cuatro provincias.

Andalucía tampoco se ha librado del temporal

Así, las lluvias registradas durante la mañana en la provincia de Jaén han dejado más de 80 avisos por acumulación de agua en calles, sótanos y viviendas.

La tormenta anegó garajes, sótanos, calles, locales y viviendas en varios puntos del municipio de Bailén, aunque rápidamente se desplazó a Linares, donde se han registrado el mayor número de incidentes.

Los efectivos de Policía Local, bomberos, Guardia Civil y Protección Civil están actuando para subsanar las incidencias y normalizar la situación en el menor tiempo posible.

Terra