0

El PSOE se moviliza para intentar mostrar cohesión en la puesta de largo de su candidato en Cataluña

30 oct 2012
12h52
actualizado a las 14h12
  • separator
  • comentarios

El PSOE ha intentado dar una imagen de cohesión interna llenando la sala. En la tribuna Pere Navarro, candidato a la Generalitat presentado por Alfredo Pérez Rubalcaba, que este mismo lunes zanjaba la crisis abierta por las elecciones gallegas y vascas negando que se sienta cuestionado. El marco, un desayuno informativo en Madrid, la puesta de largo del candidato ante la que podría ser la nueva y definitiva crisis electoral socialista en pocas semanas. Entre el público al menos tres mesas llenas de socialistas que en momentos han interrumpido el discurso con aplausos, algo insólito en ese tipo de citas.

Pere Navarro y Rubalcaba en un desayuno
Pere Navarro y Rubalcaba en un desayuno
Foto: EUROPA PRESS

Porque lo que ha dado Navarro ha sido eso, un discurso. El tono, las formas, las miradas al papel y la gestualidad eran propias de un orador en la tribuna parlamentaria . El líder del PSC no ha venido a Madrid a presentarse, sino a intentar convencer que es una alternativa creíble a Artur Mas, que en los sondeos triplica en sondeos a los socialistas.

Ha comenzado hablando Rubalcaba, diciendo que no necesitaba animar a la gente "porque el patio ya está suficientemente caliente ". Su presentación no ha sido apenas una presentación: ha sido una larga intervención en la que ha centrado la atención de todos, relegando a un segundo lugar al teóricamente protagonista de la cita. "Algunos usan palabras grandes para esconder ideas pequeñas, miran muy lejos para quedarse muy cerca". En cierto modo el líder del PSOE también será el candidato al que las urnas examinen en Cataluña .

Ante ambos, la primera línea del PSOE: Elena Valenciano, Óscar López, Soraya Rodríguez y Manuel Chaves. Pero también nombres críticos como Carme Chacón, miembro del PSC, Tomás Gómez o Carmen Narbona . También nombres como Puig, Zarrías, Simancas o Hernando. No eran ellos los que aplaudían a Navarro, sino los ruidosos diputados del PSC de la mesa de al lado. Él ha dado un discurso y ellos han actuado como en un mítin , jaleando al candidato.

En su intervención tres mensajes claros. El primero, que Rajoy y Mas se han envuelto en una lucha "para intentar demostrar quién tiene la bandera más grande ", una pelea "que nos avergüenza y perjudica", una contienda "irresponsable" ante la que "hay que decir basta ya". El segundo, una " amplia reforma de la Constitución , un texto que ha prestado un gran servicio pero que está agotado", para, entre otras cosas, "reformar el Senado", pero sobre todo para "proponer un modelo federal" .

El tercer eje del discurso ha sido la crisis del PSOE. "Se estudia cada una de nuestras sílabas" para buscar fisuras, "que si uno ha dicho España y el otro el Estado español, que si otro ha dicho asimétrico y aquel ha dicho federal". Ante las preguntas de la prensa Rubalcaba y Navarro reían, como minimizando las preguntas. Pero todas iban a lo mismo: si la tregua que parece haber firmado el PSOE y que escenificaba con su despliegue en la sala tenía el día después de las elecciones catalanas como fecha término .

Había, además, una lectura regional de su discurso. La convocatoria electoral es la manifestación "de los tres fracasos de Mas", el económico porque "prometió reducir el paro y recuperar la economía ", el de "la financiación " porque Mas volvió de Madrid "con las manos vacías" y el tercero "el social". "A un niño le sale más caro en Cataluña llevarse el tupper a clase que a un rico heredar un yate".

El líder del PSC ha gastado bromas sobre el independentismo ante la falta de concreción de Mas: "¿dónde estaría la frontera?", "¿estaríamos en la OTAN sin tener Ejército?", "¿sería Cataluña una monarquía, con qué rey?". Y, en la que más ha incidido, "¿mandará a los Mossos a proteger unas urnas que la Guardia Civil intentaría retirar?"

Navarro, con serios problemas en la voz que le han obligado a interrumpir constantemente su discurso para carraspear, ha manifestado de forma tajante su oposición a una salida de Cataluña de España. Pero a la vez sí ha reclamado la necesidad de que Cataluña pueda decidir , pueda votar un referéndum que, según su visión, tendría una respuesta mayoritariamente contraria a la independencia . El referéndum de verdad para Navarro será el del próximo día 25. Y, a juzgar por los sondeos, parece complicado que éste salga adelante.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad