Noticias
 
 

»

 Las apariciones de Cristo más llamativas

27 de julio de 2011

Jacob Simmons y su prometida Gentry Lee Sutherland se diponían a realizar la compra el pasado 12 de junio sin saber que aquel día el recibo de su compra en el supermercado "les cambiaría la vida".

"Yo salía de la cocina y simplemente miré al suelo, y  vi la factura y fue como si él me estuviera mirando". Esa fue la reacción de Simmons cuando descubrió que en su ticket de la compra se había marcado el rostro de Jesús.

Esta fue la última aparición conocida del rostro de Cristo en algún objeto cotidiano. Cada poco tiempo se reciben noticias de que la imagen de Jesús ha vuelto a aparecer en algún nuevo soporte. Lo cierto es que, si lo tomamos como apariciones reales, Cristo elige cada vez superficies más novedosas.

Lo más importante si esperas encontrar alguna de estas imágenes es estar atento en cualquier momento. Eso es lo que hizo el ciudadano británico que encontró la cara de Jesús tras dar un mordisco a una barrita de 'kit kat'. "Pensé en lo afortunado que fui por no dar un nuevo mordisco sin pensar".

Buscando en Internet también es posible hallar una revelación divina. En Google Maps se puede ver de nuevo el rostro de Jesús sobre un campo de Hungría. Los vecinos de la zona, al conocer la noticia, dejaron de cultivar esas tierras por miedo a que el trabajo del campo deformara la imagen.

No obstante, a veces es la imagen la que te encuentra a ti. Ese fue el caso de un vecino de Arizona, en Estados Unidos, cuando realizaba una visita al dentista. Al momento de sacarle una radiografía de su boca, el especialista se asombró al encontrar en la placa lo que se supone es el rostro Jesús; la imagen dio la vuelta al mundo para asombro a la persona que llevaba el rostro de Cristo en sus encías.

Curioso es también el caso del policía británico Mitchell Grainger, el cual descubrió a Cristo en el plumaje de una de sus gallinas. "Mi madre incluso ha podido ver la corona de espinas". Vea cada uno lo que vea, lo cierto es que la gallina Gloria, que es así como la bautizaron después de descubrir la aparición en sus plumas, es una gallina con suerte. Si ya había escapado del ataque de un zorro en la campiña inglesa, ahora evitará ser convertida en carne picada gracias a la forma de su plumaje.

Toby Elles es otro británico que tuvo contacto con una extraña aparición. Elles estaba friendo un poco de bacon cuando se quedó dormido, al levantarse, la casa estaba llena de humo, pero nada se había prendido fuego. Su sorpresa fue mayúscula cuando se dió cuenta de que en la sartén en la que había puesto a freír el bacon se había fomado el rostro de Cristo. Ahora Toby achaca que su casa no se incendiara a la intervención divina "podría haber pasado algo muy malo" contó Elles.

Viendo estos ejemplos es fácil pensar que la imaginación de estas personas quizá les haya ayudado a ver más allá de lo que es una simple mancha. Sea real o no, habrá que permanecer atentos.

La imagen que preside cada una de estas apariciones, la típica de Cristo como un hombre con barba y pelo largo, fue tomada y estandarizada por la Iglesia Católica durante el siglo VI, antes de esta fecha Cristo se solía representar como un joven imberbe, a menudo como un pastor o pescador. Por lo tanto, y si así lo queremos, esto puede abrir mucho más el abanico a la hora de encontrar una nueva imagen de Cristo en otro lugar insólto.

 

Terra