Noticias
 
 

»

 Capturan en Venezuela a un presunto jefe paramilitar colombiano

23 de enero de 2011

'Este es un duro golpe a las organizaciones criminales del narcotráfico y a este grupo que pretende usar nuestro territorio para huir de la justicia de otros gobiernos', dijo anoche el ministro del Interior venezolano, Tareck El Aissami, en declaraciones que reproduce hoy la página web de la estatal Radio Nacional de Venezuela.

El Aissami precisó que González Sierra, de 32 años, fue detenido 'durante una operación' conjunta del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en la ciudad de Maracaibo, capital del estado venezolano de Zulia (noroeste), fronterizo con Colombia.

El Aissami insistió en que González Sierra fue sentenciado en Colombia 'por múltiples homicidios y llegó a Venezuela para escapar de la justicia', pero fue apresado gracias a 'la capacidad de respuesta y elevada operatividad' de la fuerza pública.

En los próximos días podría informarse sobre el destino de González Sierra, 'quien sería extraditado a Colombia', sostuvo la emisora estatal venezolana.

El Gobierno del presidente venezolano, Hugo Chávez, entregó a Colombia hace nueve días al colombiano Nilson Terán, considerado el segundo cabecilla del frente norte del grupo guerrillero colombiano Ejército de Liberación Nacional (ELN), sentenciado en su país a 40 años de prisión por terrorismo y tráfico de drogas.

Terán fue detenido a mediados de diciembre pasado, también en Maracaibo, y entregado el pasado 14 de enero a las autoridades de Colombia.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dijo un día después que Chávez 'está cumpliendo con su palabra' de no permitir la presencia en su país de miembros de 'grupos al margen de la ley'.

Santos reveló entonces que Chávez le renovó ese compromiso por última vez el 1 de enero, en Brasilia, donde ambos asistieron a los actos de investidura de Dilma Rousseff como presidenta de Brasil.

La supuesta falta de colaboración de Venezuela en la lucha contra grupos ilegales motivó la ruptura de la relación bilateral en julio del año pasado, a raíz de que el entonces presidente colombiano, Álvaro Uribe, denunció que el Gobierno de Chávez cobijaba a guerrilleros.

Solo tres días después de asumir la Presidencia, en agosto, Santos restableció las relaciones con Chávez, quien había desmentido las acusaciones, y los dos mandatarios han dado paso a una nueva etapa de colaboración, que hasta la fecha se ha saldado con la captura y entrega a Colombia de varios presuntos guerrilleros, narcotraficantes y paramilitares.

Venezuela expulsó de su territorio en noviembre pasado a tres presuntos guerrilleros de las FARC, dos hombres y una mujer, solicitados por la Fiscalía de Colombia por varios delitos, entre ellos rebelión, utilización de medios y métodos de guerra ilícitos, homicidio, secuestro y hurto calificado y agravado.

Durante todo 2010, remató la información de la estatal Radio Nacional de Venezuela, fueron arrestados 17 integrantes de carteles colombianos de tráfico de cocaína 'y desde 2006 hasta el año pasado se aprehendió y deportó a 54 capos'.

Terra