Noticias
 
 

»

 Una niña de tres años, la víctima más joven del cáncer de mama

10 de enero de 2011

Aleisha Hunter, de Toronto (Canadá), ostenta el triste récord de ser la persona más joven del mundo diagnosticada de cáncer de mama, según publica el diario británico Daily Mail.

Ahora, con cuatro años y completamente recuperada, la pequeña puede hablar de lo que le ocurrió: "Sabía que tenía cáncer y que eso podía llevar a algunas personas al cielo, pero estoy mejor".  

Su madre, Melanie,confiesa que se sintió "aturdida" cuando supo la causa del bulto en el pecho de su hija que ella descubrió cuando estaba secando a la niña después del baño. "Era un diminuto bulto duro, del tamaño de un guisante. Pensé que era un quiste inofensivo".

En las primeras pruebas médicas, en diciembre de 2008, le dijeron que no era nada serio y Aleisha fue enviada a casa, pero el bulto continuó creciendo. "Pensé que no podía ser serio ya que en el hospital le habían hecho las pruebas", explica Melanie.

Pero en enero de 2009 volvió con su hija al centro médico porque el bulto había crecido dos centímetros y le estaba causando a Aleisha un dolor que le impedía dormir.

"No podía creerlo cuando me dijeron lo que era", dice Melanie. "Estaba en 'shock'. No pensaba que una niña tan pequeña pudiese tener cáncer de mama".

Inmediatamente Aleisha fue sometida a una masectomía y se le extrajeron 16 ganglios linfáticos de la axila para ver si el cáncer se había extendido. Afortunadamente, estaban limpios, lo cual significaba que la pequeña no necesitaba quimioterapia o radioterapia, y en tres días estuvo de vuelta en casa.

"Nos quedamos asombrados al hacer el diagnóstico", dice la cirujana Nancy Down. "Llevo tratando casos de cáncer de mama desde hace 25 años y nunca me había encontrado una paciente tan joven. Es el caso más joven conocido en el mundo".

Los médicos afirman que es improbable que el cáncer se reproduzca pero la niña deberá pasar revisiones regulares durante los próximos años y someterse a cirugía reconstructiva de pecho cuando sea adolescente.

La víctima más joven de cáncer de mama previa a Aleisha es Hannah Powell-Auslam de California, que tenía 10 años cuando fue diagnosticada en 2008.

El cáncer de mama es raro en chicas jóvenes porque hay poco tejido en la zona y no se ve afectado por las hormonas sexuales femeninas.
 
El riesgo aumenta en la pubertad cuando ese tejido comienza a crecer, aunque la enfermedad suele afectar a mujeres de 30 años y más.

Terra