Noticias
 
 

»

 Preocupación por la pasividad de España contra las tormentas solares

1 de junio de 2011

Los expertos han apuntado que mientras en Estados Unidos hay una ley en marcha (que se votará el próximo 14 de junio) y en Reino Unido se han tomado las medidas y recomendaciones internacionales formuladas al respecto por la OCDE y la Comisión Europea, en España hay una situación de "alejamiento" y denuncian que todavía no se ha estudiado la posibilidad de un plan estratégico.

Por ello, la Asociación Española de Protección Civil está procediendo a la puesta en marcha de un Observatorio sobre el Clima Espacial (www.climaespacial.info) que permitirá acceder a informaciones, materiales y recursos actualizados, acerca de este fenómeno y cómo se está tratando en otros países. Según explican los expertos, la intención es "salvar las carencias existentes en el contexto nacional".

Del mismo modo, ha explicado que estudian la adopción de actuaciones concretas ante el Defensor del Pueblo y otros organismos de fiscalización de la corrección de la gestión pública, con el fin de que "se esclarezca en detalle la concreta gestión realizada en los últimos años en el país ante este riesgo natural con capacidad potencial de afectar al bienestar de la población civil y ante el que parece que España se sitúa en el furgón de cola de la prevención" respecto los principales países de la UE.

La Asociación Española de Protección Civil ha recordado que, en el pasado Congreso 'Global preparedness for Space Weather Hazards', la WMO ha reconocido la vulnerabilidad creciente de la Tierra con respecto al clima espacial, responsable de las tormentas solares, una información apoyada por los últimos informes realizados por la NASA y por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), para declarar este fenómeno como "uno de los riesgos emergentes de 2011".

El caso estadounidense
En Estados Unidos la ley dirigida a proteger las infraestructuras eléctricas de una posible tormenta geomagnética o el parecido efecto electromagnético (EMP) provocado por un ataque terrorista, encara sus últimas semanas en el Congreso, según informan los medios estadounidenses.

En el texto se aborda en primer lugar la adopción de medidas adicionales para la protección de las Centrales Nucleares Norteamericanas y otras infraestructuras críticas que se han tomado en base a los incidentes que se registraron en la tormenta solar que sufrió Quebec (Canadá) en 1989 y que dejó sin corriente eléctrica a seis millones de ciudadanos.

Uno de los "puntos fuertes" de la ley, según han señalado los expertos, es la creación de una nueva 'Autoridad Federal' para seguir y coordinar la debida implementación de tales medidas legislativas de protección, que deberán ponerse en marcha en todos los estados a los seis meses de la aprobación del texto. Esta fijación de fechas tiene que ver con el informa de la NASA (publicado el pasado mes de abril) en el que la alertaba de que la Tierra ya de encuentra dentro del periodo de incremento de la actividad solar previsto hasta 2013.

Los responsables de este texto han sido, el antiguo consultor de la Comisión del Congreso para la amenaza EMP, William Radasky , y el director del Foro Estratégico Nuclear Norteamericano y ex miembro de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), Peter Vincent Pry

Por su parte, en el Reino Unido se prevee incluir de forma oficial los "Space Weather Risks" dentro del listado oficial de riesgos que pueden suponer una amenaza a la seguridad nacional, o "National Risk Register" elaborado por su Gobierno.

Terra