Noticias
 
 

»

 El alcalde de Potosí es el quinto opositor suspendido por nueva ley de Morales

18 de agosto de 2010


El Concejo Municipal, con el voto de 9 de sus 11 concejales, aceptó suspender a Joaquino por una imputación que le hace el oficialismo sobre una presunta compra irregular de vehículos usados en su anterior gestión en la alcaldía.

El vicepresidente del Concejo, Clíver Córdoba, dijo a los medios que la decisión fue obligada por la nueva Ley de Autonomías, promulgada por Morales en mayo, que permite suspender a autoridades electas solo con que se presente contra ellas una acusación en un juzgado, supuestamente para que puedan defenderse.

'Si no se tomaba la decisión, se les hacía una persecución penal a los compañeros concejales', los justificó Joaquino.

'El Gobierno no va a parar de perseguir a los que cree que son sus adversarios (...) Quieren acallar a los políticos con demandas penales', agregó el alcalde suspendido.

Joaquino, líder de Alianza Social (AS) y ex candidato presidencial en 2009, se declaró 'inocente', al igual que varios concejales también acusados.

La oposición asegura que el oficialismo usa estratagemas legales y administrativos para desplazar de sus cargos a los opositores que derrotaron en las urnas a los candidatos de Morales en los comicios regionales de abril pasado.

El principal alcalde suspendido hasta ahora, en junio, es el de la capital oficial de Bolivia, Sucre, Jaime Barrón, acusado por el oficialismo de una presunta una agresión a indígenas en mayo de 2008.

El oficialismo ha presentado también denuncias contra tres gobernadores opositores y varios alcaldes más.

La alianza de izquierdistas e indigenistas que apoya a Morales sólo consiguió en abril las alcaldías de dos capitales departamentales, Cochabamba y Cobija, y las siete restantes las ganaron fuerzas opositoras.

Terra