Noticias
 
 

»

 Cultivo de coca y opio desciende en países andinos y Afganistán, dice la ONU

23 de junio de 2010


El 'Informe Mundial sobre las Drogas 2010', de la Oficina de Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), fue presentado este miércoles por el director ejecutivo del organismo, Antonio María Costa, quien estuvo acompañado por el 'zar' antidrogas de EE.UU., Gil Kerlikowske, y su homólogo ruso, Viktor Ivanov.

La superficie total dedicada al cultivo del opio se redujo en un 15 por ciento en 2009, a 181.400 hectáreas, lo que mantiene la tendencia de descenso del 23 por ciento desde 2007.

Su producción mundial disminuyó de 8.890 toneladas métricas en 2007 a 7.754 toneladas métricas en 2009, un descenso del 13 por ciento, y la producción potencial de heroína se redujo de 757 toneladas métricas en 2007 a 657 toneladas métricas en 2009.

Igualmente, la superficie total destinada al cultivo de coca se redujo en 5 por ciento en 2009, a 158.800 hectáreas, equivalente a un descenso del 13 por ciento en 2007 y del 28 por ciento desde 2000.

Ese descenso 'obedece sobre todo a una disminución importante en Colombia, no compensada por el aumento registrado en Perú y en Bolivia', según el informe.

Costa aplaudió los 'éxitos' del 'fructuoso' plan del Gobierno de Colombia para erradicar los cultivos de coca mediante productos aéreos, que ha conseguido reducir a la mitad sus cultivos.

Aún así, en 2009, Colombia cultivó cerca del 43 por ciento de la producción mundial de cocaína, seguido del Perú con un 38 por ciento, y Bolivia, con un 19 por ciento, indicó el análisis.

La producción estimada de cocaína en el mundo disminuyó en un 16 por ciento, de 1.024 toneladas métricas en 2007 a 865 toneladas métricas en 2008. La producción mundial de hoja de coca bajó en cuatro por ciento en 2009, o un 14 por ciento entre 2007 y 2009.

Aunque América del Norte conforma casi el 40 por ciento de los consumidores mundiales de cocaína, el mercado de esta droga parece estabilizarse, 'probablemente debido a las repercusiones en la oferta' del combate al narcotráfico en Colombia y México, dijo Costa.

Sin embargo, alertó de 'nuevos peligros' como el aumento del uso de drogas sintéticas y el incremento del consumo de drogas en países en desarrollo por donde circula el tráfico desde los productores.

Ejemplos de estas tendencias son el 'boom' del consumo de heroína en el este de África, el aumento del uso de la cocaína en África Occidental y el abuso de drogas sintéticas en Oriente Medio y el sudeste asiático.

'Me temo que el aumento del consumo de drogas en países en desarrollo puede ser el gran reto de los próximos diez años', advirtió.

El volumen de incautaciones de cocaína se ha reducido en América del Norte y en Europa, pero ha aumentado en Centro y Suramérica.

Las confiscaciones de opiáceos siguen en aumento, tanto de heroína como de opio, y las mayores incautaciones han sido en los países limítrofes con Afganistán, en particular Irán y Pakistán.

El informe señaló que la superficie para el cultivo de opio en Afganistán 'podría mantenerse estable, si bien su rendimiento probablemente disminuya debido a una plaga'.

Rusia y Europa occidental son los mercados más grandes del mundo para los opiáceos de Afganistán.

Entre 155 y 250 millones de personas en todo el mundo -entre el 3,5 y 5,7 por ciento de gente entre 15 y 64 años- consumieron drogas en 2008, según la UNODC.

Añade que hasta 21,8 millones de personas entre 15 y 64 años consumieron opiáceos en 2008, más de la mitad de ellos en Asia.

Los fumadores de marihuana fueron el principal grupo de consumidores de drogas ilícitas en el mundo, con un total de entre 129 y 190 millones de personas, seguidos por los de metanfetaminas, cocaína y opiáceos.

La marihuana sigue siendo la droga que más se consume en el mundo: entre el 2,9 por ciento y el 4,3 por ciento de personas entre 15 y 64 años la consume, principalmente en Oceanía y América.

La UNODC también señala que entre 13,7 y 52,9 millones de personas entre 15 y 64 años 'han consumido alguna sustancia de tipo anfetamínico en el último año'.

Sólo el número de consumidores de éxtasis oscila entre 10,5 y 25,8 millones. Oceanía, Asia, América del Norte y Europa son, en ese orden, las regiones con mayores índices de consumo de esas drogas.

La UNODC señaló que se requiere un mayor esfuerzo internacional para lograr la meta de erradicar o reducir significativamente la oferta y demanda de drogas para 2019.

Terra