Noticias
 
 

»

 Una adolescente de 17 años vive encerrada en un cuerpo de bebé

9 de mayo de 2010

Según informa 'The Times', esta chica "cuenta con déficits en los genes implicados en su envejecimiento". Por ello, su estudio es fundamental para conocer su genoma con el objetivo de estudiar los secretos del envejecimiento humano. Porque lo único claro es que, a pesar de su "eterna juventud" aparente (con dientes de leche, unos 75 centímetros de estatura y siete kilos de peso), muestra complicaciones propias de una vida más longeva, como "infartos cerebrales ,espasmos, úlceras y dificultades respiratorias".

Su caso ha sido considerado como una rareza médica, pero según el diario citado "su falta de crecimiento puede estar relacionada con los defectos en los genes, que controlan su envejecimiento, que hacen que el resto de la humanidad envejezca".  Brooke no ha aprendido a hablar y balbucea como si tuviera solamente seis meses de vida.

La investigación del gaso de Brooke será esta semana el tema capital de una conferencia en la Royal Society de Londres, en la que se mostrarán las investigaciones de muchos científicos que han sido capaces de prorrogar la vida de varios animales, como es el caso de los ratones, con el pequeños cambio de varios genes. Según Eline Slagboom, profesor de epidemilogía molecular en la Universidad de Leiden (Holanda), "en estas personas, el paso de los años es más lento que en las personas normales: si conocemos bien el funcionamiento de algunos genes de su ADN podremos investigar en nuevas terapias contra las enfermedades del envejecimiento".

Terra