Noticias
 
 

»

 La FAPE demanda que los periodistas cobren derechos de autor

20 de julio de 2010


Elsa González, que ha participado hoy en el Foro Quevedo que organiza la Agencia Efe en León, ha afirmado que los periodistas deben cobrar, como ocurre con otros profesionales del sector editorial, derechos de autor y ha añadido que este contexto de crisis económica es el 'mejor momento' para hacer efectiva esta reivindicación 'salarial y moral'.

Cobrar derechos de autor, que el periodista no pierda su firma y conseguir que no se alteren los textos que escribe al menos de forma sustancial son algunas de las pretensiones de esta Federación, máxime en estos tiempos en los que la información fluye a través de internet.

Según ha apuntado, ya hay un medio de comunicación, 'La Vanguardia', que ya ha incluido en su convenio colectivo el cobro de este derecho, que no es mucho, viene a ser del orden a 33 ó 34 euros en la nómina del mes, pero ya es un principio.

En este contexto, ha dicho que la FAPE está trabajando con empresas públicas y privadas para el cobro de estos derechos y ha añadido que desde las administraciones públicas se han comprometido a ayudarles, aunque es consciente de que no se pueden esperar grandes cosas, ni grandes apoyos.

Elsa González, que ha tomado posesión del cargo en mayo, ha hablado sobre la situación de los periodistas, que 'no es buena', es más 'incluso es crítica', hasta el punto de que se puede decir que vive uno 'de los momentos peores de las últimas décadas'.

Para hacerse una idea, hace un mes había 6.000 periodistas en paro, el doble que hace año y medio, aunque en los dos últimos meses la tendencia se ha reducido debido especialmente a que 'las redacciones estaban tan adelgazadas que se han quedado en el chasis y no pueden reducir más personal'.

Aunque no hay un registro de datos de cuántos profesionales viven del periodismo, salen uno 2.200 licenciados en periodismo al año, que es casi imposible que el mercado pueda absorber.

No obstante ha sostenido que 'el horizonte es más abierto que nunca' debido a las nuevas tecnologías que tienen un potencial enorme, aunque de momento no se hayan desarrollado desde el punto de vista comercial.

A su juicio, los periodistas 'hemos perdido credibilidad e imagen ante la sociedad y hemos perdido influencia ante el poder económico, político y social'.

Trabajos precarios, con sueldos bajos, hasta el punto de que muchos aspiran a ser 'mileuristas'; los periodistas multimedia, que cubren al mismo tiempo información para prensa escrita como para televisión, entre otros aspectos, forman parte del panorama que ha pintado de estos profesionales.

Ha apelado a la unidad de los periodistas y a la responsabilidad de los medios de comunicación para que esto cambie y se ha referido a las jubilaciones anticipadas, que, a su parecer, han provocado una pérdida de talentos enorme.

Belén Molleda

Terra