Noticias
 
 

»

 El diario uruguayo El Telégrafo de Paysandú cumple cien años

2 de julio de 2010


El rotativo es el segundo que logra llegar al siglo de existencia después de El Día, fundado en 1886 y que desapareció hace unos veinte años en ese país.

Para celebrar su centenario, los responsables de El Telégrafo desvelaron este jueves varias plaquetas conmemorativas en el patio del recinto donde se encuentra las instalaciones del diario. Posteriormente se celebró una conferencia en el Teatro Florencio Sánchez de Paysandú, ciudad ubicada a 380 kilómetros al noroeste de Montevideo.

En este acto estuvo prevista la participación del vicepresidente de Uruguay, Danilo Astori, y de los ex presidentes Julio María Sanguinetti (1985-1990 y 1995-2000), Luis Alberto Lacalle (1990-1995) y Jorge Batlle (2000-2005).

La presencia del actual vicepresidente y de los ex mandatarios, que representan a las tres principales fuerzas políticas del país (el Frente Amplio, el Partido Colorado y el Partido Nacional) responde a la filosofía de la publicación, que se vanagloria de estar abierta 'a todas las corrientes ideológicas'.

'En estos momentos, cuando la política en la escena internacional es tan ríspida entre gobernantes y ex gobernantes, Uruguay es un ejemplo de convivencia', argumentó Baccaro, que es también presidente del directorio del diario.

El Telégrafo es uno de los periódicos de mayor tiraje de la nación suramericana en la actualidad, pese a pertenecer a un departamento con apenas 115.000 de los 3,3 millones de habitantes del país.

Fue fundado por Miguel A. Baccaro y Angel Carotini, abuelo y tío-abuelo del actual administrador.

'Eran dos jóvenes que tenían una gran intervención en la vida intelectual en aquellos momentos, eran de extracción liberal', como lo demuestra el hecho de que en tiempos en los que 'estaba muy en discusión la relación entre la Iglesia y el Estado, se afiliaban a la teoría de los librepensadores', afirmó a Efe Baccaro.

Según el empresario periodístico, en un momento en que los únicos medios de comunicación masivos eran los diarios, ambos 'empezaron una cruzada con un concepto bastante original para la prensa uruguaya, la no identificación partidaria'.

En este siglo de vida, El Telégrafo ha tenido, entre otras, la primicia del primer vuelo en avión en Uruguay, que fue a finales de 1910, pocos meses después de la aparición del rotativo, en una 'prueba que no llegó a concretarse' pues el aparato 'voló 400 metros a 3 metros de altura', como lo señalaba la crónica de la época.

'Al aviador, por lo visto, no le convenció el estado de la máquina y no volvió a intentarlo', bromeó este jueves Baccaro, que ha ido cediendo paulatinamente la gestión de la empresa a su sobrino Fernando Alberto, el actual director, y su hijo Martín, administrador como él.

Además, en 1933 el rotativo publicó una entrevista con el mito del tango Carlos Gardel, realizada durante una visita del artista a Paysandú, en la que afirmaba ser uruguayo, uno de las varias pruebas que alimentan la polémica con Argentina sobre el origen del cantante.

El periódico también ha mantenido en estas diez décadas de existencia 'una preocupación muy grande por la actualización tecnológica', según Baccaro.

No en vano, fue el primer diario de Uruguay en hacerse totalmente 'en offset y fotocomposición', entre otros logros.

Además de editarse, El Telégrafo imprime catorce publicaciones de distinta periodicidad, de numerosos departamentos del país, dos de ellas diarios.

Terra