Noticias
 
 

»

 El pintor José Balmes lanza el libro basado en su obra "El papel de la pintura"

1 de julio de 2010


Balmes, que es uno de los grandes talentos que llegó al país desde Cataluña e hizo de Chile su segunda patria, a los 83 años sigue sumergido en proyectos como el libro que presentó en el Museo Nacional de Bellas Artes.

'El papel de la pintura', inauguró este jueves una colección de pintores chilenos.

'Hay que destacarlo harto porque va a ser 'el libro' de la obra mía. Creo que va a tener mucha trascendencia', aseguró Balmes, quien también es director del Museo de la Solidaridad Salvador Allende.

El también pintor Francisco González-Vera, quien es el coautor del texto, dijo que el libro nació de una inquietud de la editorial Usach, por recoger una colección de arte chileno contemporáneo con artistas de trayectoria destacada, tanto a nivel plástico como de relevancia en el ámbito de la sociedad chilena.

'Es decir, de un artista ciudadano, comprometido con la historia de su país y el contexto mundial y Balmes es parte de esa noción de mundo, ya desde 1950 como integrante del Grupo de Estudiantes Plásticos, y después como director de la Escuela de Bellas Artes de la Universidad de Chile, de la que fue su decano hasta 1973', destacó.

'Tras el exilio -Balmes llegó a Chile en 1939 en el vapor Winnipeg- se dio a la lucha por la defensa de la democracia', enfatizó González-Vera, quién es además asistente de dirección del museo Salvador Allende y colaborador permanente del pintor.

González-Vera participó en la concepción editorial del libro, tanto en lo estrictamente formal como en la selección de obras y textos.

En el taller de Balmes, y junto a él, seleccionó las series temáticas que se muestran en el ejemplar de lujo de más de 180 páginas.

'Debo decir que Francisco es una ayuda formidable. No podría trabajar con otra persona que no fuera él', destacó Balmes, quien a lo largo de su carrera ha obtenido numerosos premios y distinciones, entre ellos el Premio de Pintura de la Bienal de París (1961) y el Primer Premio de la Bienal Iberoamericana de Buenos Aires (1986).

Terra