Noticias
 
 

»

 Empleadas de Fundescan se desnudan para denunciar que UGT las "despoja de todo"

7 de abril de 2010


Trabajadoras de la Fundación Canaria para el Desarrollo Social (Fundescan), que pertenece a UGT, se han fotografiado desnudas para denunciar que el sindicato las despoja de todo después de estar cuatro meses sin cobrar y haber contraído una deuda de 9 millones de euros.

María del Carmen Chico, una de las empleadas afectadas por la quiebra de Fundescan, dijo que la idea de posar desnudas se les ocurrió en la última asamblea celebrada tras el encierro que mantuvieron los trabajadores de la Fundación en la sede de UGT en Santa Cruz de Tenerife.

Las imágenes fueron realizadas el lunes por la hermana de María del Carmen Chico, que es fotógrafa, a coste 'cero' y la intención 'no es nada sexual' sino que refleja 'cómo nos sentimos: despojadas de todo', explica. 'Estamos dispuestas a todo porque queremos que esto se sepa a nivel nacional ya que es escandaloso se mire por donde se mire y si nos tenemos que desnudar para que en la Península se sepa cómo están los servicios sociales en Canarias, lo hacemos', añade.

Asimismo los afectados por la quiebra de Fundescan recuerdan que en este organismo hay 160 trabajadores y los 9 millones de euros de duda es 'dinero público'.

Fundescan prestaba servicios de orientación laboral para desempleados, cursos de formación profesional, cooperación internacional y gestionaba dos casas de acogida para víctimas de violencia machista con capacidad para quince unidades familiares. También tenía un equipo de intervención para intervenir a nivel psicológico, legal y social con las víctimas de malos tratos y regentaba las oficinas comarcales para intervención con mujeres.

Para esta labor tenía convenios con el Instituto de Atención Socio-sanitaria del Cabildo de Tenerife así como con el Servicio Canario de Empleo y el Instituto Canario de la Mujer del Gobierno de Canarias, administraciones que según los trabajadores de Fundescan han permitido la mala gestión del dinero y no se pidan explicaciones y depuren responsabilidades.

'¿Es que no es suficientemente escandaloso que un sindicato tenga a sus trabajadores cuatro meses y medio sin cobrar asfixiándolos económicamente para que tenga que cursar baja de la fundación y perder todos sus derechos?', se preguntan.

María del Carmen Chico dijo también que el 14 de abril se iniciará el proceso concursal ante el juzgado y señaló que hoy se comunicó a varias empleadas el cese de actividad, mientras que a otras se les han dado vacaciones 'indefinidas'.

Terra