Noticias
 
 

»

 La huelga de los sindicatos bolivianos comienza de forma parcial y sin incidentes

4 de mayo de 2010


La COB, la mayor central obrera boliviana, ha tenido buena relación con el ex sindicalista cocalero Morales desde que llegó al poder en 2006, pero en la última semana ha sido presionada por maestros, mineros, fabriles y trabajadores de la salud para que rechace el aumento del 5% y encabece la protesta.

Emisoras de radio y televisión del país más pobre de Suramérica indicaron que numerosas escuelas están cerradas y los principales hospitales estatales atienden únicamente casos de urgencia, pero en las ciudades la mayoría de las actividades siguen normales.

El secretario ejecutivo de la federación de mineros, Guido Mitma, confirmó a Efe que el sector, cuyas actividades se desarrollan principalmente en las regiones andinas de Oruro y Potosí, está en huelga.

Grupos de maestros, trabajadores de la salud, fabriles y mineros comenzaron a marchar por las calles en diferentes ciudades y regiones y hasta media mañana no se habían producido incidentes mayores ni enfrentamientos.

La huelga no ha sido acatada por el transporte público, lo que ha permitido la actividad normal del comercio y otros sectores, principalmente privados.

Decenas de obreros fabriles cumplen hoy una semana en huelga de hambre para reclamar un incremento de 12%, con el argumento de que para ellos el 5% de Morales representa solo un ingreso adicional de cinco dólares al mes.

Al menos 30 esposas de policías de bajo rango cumplen similar medida desde este lunes en La Paz, para reclamar un aumento superior al 3% decretado por el Gobierno para los militares y ese sector, que se ha declarado 'en emergencia'.

El diario paceño La Razón publica hoy que los salarios mensuales de los sargentos y suboficiales de la Policía van de 2.300 a 3.000 bolivianos (de 325 a 424 dólares), y creen insuficiente el aumento del 3% ya que supone al mes apenas de 9 a 12 dólares.

En entrevista con la radio Panamericana, el comandante general de la Policía, Oscar Nina, reiteró que esa institución 'no delibera', si bien se comprometió a hacer 'todos los esfuerzos legales' que estén a su alcance para lograr mejores condiciones de vida para los agentes.

Los sectores en huelga exigen porcentajes mayores debido a que en 2009 el incremento fue del 14% para La Policía y los trabajadores de la educación y la salud, y del 12% para los demás, tanto dependientes del Estado como del sector privado.

Morales argumenta que este año no podrá dar aumentos mayores a los decretados porque se podría desatar un proceso inflacionario.

Terra