Noticias
 
 

»

 Azafatas de Air Comet posan desnudas en un calendario por los impagos de Díaz Ferrán

31 de marzo de 2010

Nueve azafatas de Air Comet han posado desnudas en un calendario para ''seguir dando a conocer su situación y reivindicar una solución'', después de que la aerolínea de Gerardo Díaz Ferrán, jefe de los empresarios (la CEOE), se declarase en quiebra el mes de diciembre dejando hasta nueve nóminas sin pagar a los trabajadores, según Adriana Ricardo, la chica de enero y agosto.

"Que nos paguen lo que nos deben"
La azafata comenta que el calendario ha devuelto a los trabajadores de la aerolínea a las primeras páginas de los periódicos, mientras que las manifestaciones ''apenas habían aparecido unos segundos'' en los informativos.

Asímismo, Ricardo asegura que con los calendarios no esperan obtener ningún beneficio económico, sino evitar que su situación caiga en el olvido: ''queremos que nos paguen lo que nos deben'', ha apuntado.

De hecho, desde la agencia de azafatas 'Alta con tacón', que junto a la compañía aérea ejecutiva 'Jetsociety' han hecho posible el calendario, se señala que los beneficios se emplearán para compensar el coste de producción (en la que participó también el fotógrafo español Augusto Robert), aunque ''aún no saben si cubrirán el dinero invertido''.

En total se han impreso 1.200 unidades de un almanaque que muestra a las trabajadoras en los diferentes escenarios de un avión. Con un precio de 15 euros, puede adquirirse a través de 'Facebook', correo electrónico o diversas publicacione, y quedan apenas un millar de ejemplares.

La quiebra de la aerolínea
Air Comet se declaró en quiebra el 22 de diciembre, tras acumular una deuda de cerca de 100 millones de euros. De esta cantidad, aproximadamente siete millones correspondían a impagos hacia sus trabajadores, que en algunos casos suponían hasta nueve nóminas sin cobrar.

Los empleados comenzaron a percibir sus prestaciones por desempleo a principios de marzo-, tras la presentación del ERE el pasado el 8 de febrero, que supuso la rescisión voluntaria del contrato de 76 trabajadores y la suspensión temporal durante cuatro meses del resto de empleados de la aerolínea (unos 590), a excepción de los eventuales, que deben gestionar los trámites de la prestación por su cuenta.

El 23 de marzo la aerolínea presentó un concurso voluntario de acreedores, requisito necesario para la declaración de insolvencia que permita a los trabajadores iniciar el cobro de las nóminas atrasadas a través del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa).

Terra